Agapanto: una planta ornamental sencilla y vistosa

Agapanto: una planta ornamental sencilla y vistosa

De cuidados sencillos y poco exigentes, es una de las especies que además de ser muy bonita es que es importante tenerlas en cuenta al momento de diseñar el espacio verde.

Es una planta muy vistosa, de largas hojas verdes y flores generosas de color lila. Es una especie muy utilizada en la jardinería, en especial cuando se trata de decorar un rincón o bien acompañar un sendero pues es llamativa y además se trata de una planta perenne que regalará su color verde durante todo el año.

Características y datos interesantes

El agapanthus africanus es más conocida como agapanto, flor del amor, lirio africano, es una especie que pertenece a la familia de las liliáceas y es originaria de Sudáfrica aunque hoy se  la puede encontrar en muchas partes del mundo. Es armoniosa y agradable a la vista gracias a que alcanza una altura promedio de entre 1 y 1,5 metros y presenta hojas lineares de unos treinta cm de largo y un color verde intenso característico. A esto hay que sumar sus hermosas flores de color lila o blanco que se presentan en umbelas de entre 20 y 30 flores. La época de floración de la planta es entre finales de la primavera y el verano así es que ese es el mejor momento del agapanto aunque el resto del año también tiene un gran valor ornamental debido a su abundante follaje que permanece en pie durante las cuatro estaciones del año. Si hay un punto en su contra es que la primera floración demora entre dos y tres años aunque una vez producida lo hará cada año.

Cuidados: muy fácil a la hora de ser cuidada, crece bien en condiciones de sol o de semi sombra. Dependiendo del clima, lo mejor será un lugar u otro pues en lugares muy cálidos lo ideal será que la planta reciba algo de reparo de los fuertes rayos solares. La planta es resistente al frío, soportando hasta -15 grados centígrados aunque lo mejor es protegerla contra las heladas fuertes debido a que una vez que se superan los -8 grados centígrados el pierde sus hojas. La planta puede crecer en todo tipo de terreno, siempre que sea fértil y tenga un buen drenaje. El riego debe ser regular aunque sin excesos pues es una planta que no tolera la humedad, en especial durante el invierno. Durante la floración habrá que incrementar el riego.

Con estos cuidados, es probable que tu planta crezca y se desarrolle en muy buenas condiciones embelleciendo el jardín aún cuando si no cuentas con mucho tiempo para realizar labores en el exterior.

Vení a visitarnos a nuestra sucursal de Alte. Brown 3212.

(*) www.viverodonfelipe.com

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *