Alopecia: señales de alarma en gatos

Alopecia: señales de alarma en gatos

La alopecia es la pérdida o ausencia de pelos en alguna región corporal que debería tenerlo en condiciones normales.

Los signos secundarios: puede haber prurito, inflamación (piel enrojecida), lesiones como costras, pústulas, descamación, etc.

Pérdida por cambio estacional de pelo: hay que diferenciar esta pérdida de pelo de la alopecia porque en este caso, no se producen zonas sin pelo, sino que hay una caída generalizada, pero la piel sigue cubierta por una cantidad de pelo normal.

Posibles causas de alopecia en gatos: es un signo con una gran variedad de causas como vemos a continuación:

Alopecias congénitas y hereditarias: el gato Esfinge no tiene pelos por su constitución genética fue llamado alopecia universal por algunos dermatólogos veterinarios.

Alopecia sicológica: es una dermatitis sicológica del gato o por situaciones de estrés, que hace que el mismo gato se arranque sus propios pelos.

 Alopecia alérgica e inmunológica: son las producidas por pulgas, alergia a los alimentos, enfermedades como el granuloma eosinofílico, etc.

Alopecias infecciosas y parasitarias: algunas enfermedades parasitarias como la sarna, demodeccia, y cheiletielosis, las micosis de piel (microsporum), y algunas bacterias (piodermia bacteriana), producen distintos tipos de alopecias, en sectores, regiones o manchas.

Alopecias endocrinas: son pérdida de pelo por problemas endocrino como por ejemplo la falta de hormonas sexuales luego de la castración, y el hiperadrenocorticismo (Enfermedad de Cushing).

Alopecias por quemaduras: con calor, ácidos o electricidad.

Procedimientos diagnósticos: frente a la lesión de falta de pelo y observación directa de la piel, el veterinario deberá intentar encontrar la causa, los métodos de búsqueda son raspaje de piel, observación con lupas, y bajo la luz ultravioletas, extracción de pelos para observación directa, cultivo, biopsia de piel, estudios en sangre y orina para evaluar alteraciones endocrinas, tóxicas, alérgicas, etc. En algunos casos se puede utilizar lo que se llama prueba farmacológica, o sea observar la respuesta a determinada medicación.

Observación del propietario: es un signo clínico fácilmente observable por el propietario, se ven zonas sin pelo, también pueden aparecer de golpe luego de un baño o cepillado, lo cual no es normal luego de estas maniobras, otra observación que se puede hacer es un gran cantidad de pelos en el piso o en los muebles como sillones, camas, etc. Por último también se pueden observar rascado, lamido o mordisqueado excesivo de la zona.

Recordá que desde DeliveryPet hacemos envíos a domicilio de alimentos balanceados para perros y gatos, podés hacer tu pedido vía WhatsApp al 3434707099.

(*) Facebook: DeliveryPet

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *