Conocé los beneficios de sahumar

Conocé los beneficios de sahumar

El sahumado con hierbas desbloquea energías, limpia y purifica los ambientes que habitás. En la nota te contamos qué necesitás y cómo hacerlo.

Así como limpiamos nuestro pelo, nuestra piel y hasta nuestros órganos, está buenísimo también purificar nuestro ambiente. En pleno auge de la magia rosa, sahumar nuestros espacios se convirtió en una forma de restablecer la armonía y el equilibrio en tu hogar y tu lugar de trabajo. Se trata de un rito ancestral en el que quemamos dejando que el humo llegue a cada ambiente, especialmente los ángulos de las paredes, cajones y recovecos.

¿En qué ocasiones se recomienda?

Para los momentos en que necesitamos claridad mental, bajar la ansiedad o el estrés, cuando sentimos la energía baja o extraña en nosotros o en el hogar, para cuando necesitamos encontrar inspiración o conectarnos con la naturaleza estando en la ciudad. También en  situaciones especiales en las que sahumar los ambientes puede ser especialmente necesario: antes y después de una mudanza, antes de la inauguración de un local comercial; después de una discusión o pelea fuerte,  después de una fiesta o reunión donde asistió mucha gente, antes de un evento importante, para armonizar el espacio para lo que va a suceder.

Las principales hierbas y sus beneficios

Romero y ruda: protegen de las energías negativas.

Lavanda y eucalipto: alivian emociones y dan claridad mental y paz.

Palo santo: ayuda a ampliar la visión.

Canela: ofrece calma y protección.

Mirra: eleva la vibración del espacio o de lo que toca.

Incienso: desintoxica energéticamente; ideal para bendecir altares, rituales y objetos.

Para la preparación necesitás:

Un cuenco de barro o cerámica que soporte el calor. Carbones redondos, hierbas.

Durante: encender el carbón,  cerrá todas las ventanas y aberturas de la casa para que el humo pueda llegar a todos los espacios. Empezá poniendo una cucharada de té de la mezcla de hierbas, como referencia de cantidad y agregá más a medida que se vayan quemando. Después sí, pasá el sahumador empezando por el extremo más alejado de la puerta. Focalizate en pasar el humo cerca de las paredes, por los rincones, por debajo de la mesa o la cama. Hacelo especialmente dentro de los placares, cajones o lugares donde presientas que puede estancarse la energía.

Después: una vez que toda la casa está sahumada colocá el cuenco donde sientas que se necesita más limpieza y salí de tu casa o el espacio que hayas sahumado por una hora para que las hierbas sigan limpiando solas. Al volver abrí todo para que el humo pueda irse junto con todo lo que limpió. Date un baño o ducha para descargar tu energía.

En Essenza contamos con todo lo necesario para que realices la limpieza energética de tu hogar. Ventas por mayor y menor: Díaz Vélez 854, Paraná.

(*) Para Essenza.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *