Consejos para cuidar una orquídea

Consejos para cuidar una orquídea

La phalaenopsis es uno de los ejemplares más lindos y fáciles de cuidar. ¿Te regalaron o te compraste una de estas plantas y no sabés cuándo regarla? Prestá atención a estos datos.

Lo mejor de estas  flores es que duran muchísimo, y a diferencia de lo que se cree, si tenes en cuenta algunas cuestiones clave, no llevan mucho trabajo.

Riego: un pocillo de café cada 10 días, nada más. El sustrato (que es tierra o turba con nutrientes) tiene que estar húmedo, ni muy mojado ni muy seco. Una forma de verificarlo es introduciendo un dedo hasta el fondo de la maceta. Si sentís que la tierra está húmeda, está perfecto, no importa que la parte de arriba esté seca. Tené cuidado con el exceso de riego, porque se puede pudrir la raíz.

Luz y temperatura: es una planta de interior que necesita luz natural. Cuando se le caigan las flores, llevala a un lugar más frio por 6 a 7 semanas (puede ser el lavadero o la cocina, por ejemplo), así siente el cambio de temperatura. Pasado ese tiempo, devolvela a su lugar original. Esto es importante para que el ejemplar sienta el cambio de estación.

Flores: pueden durar de 1 a 4 meses, según la cantidad de pimpollos que tenga la planta. Cuando las flores se caigan, cortá al ras el tallo floral. De esta manera dejás espacio para que crezca uno nuevo con flores más fuertes.

Si ya no tiene flores, ¿cómo te das cuenta de que tu orquídea está sana? Si las hojas se mantienen verdes y carnosas. Si se ponen amarillas, babosas o se caen, probablemente la orquídea tenga algún hongo o esté padeciendo falta de agua o de luz natural.

Vení a visitarnos a nuestra sucursal de Alte. Brown 3212.

(*) www.viverodonfelipe.com

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *