Cosas que no deben faltar en tu boda de noche al aire libre

Cosas que no deben faltar en tu boda de noche al aire libre

Celebrar una boda de noche y al aire libre puede ser lo más cuando llega el buen tiempo, pero hay detalles y rincones que no pueden faltar ya que, cuanta más rica en detalles y elementos sea la boda, mejor recuerdo dejarás en tus invitados. Si tu idea es hacer una boda de noche, te

Celebrar una boda de noche y al aire libre puede ser lo más cuando llega el buen tiempo, pero hay detalles y rincones que no pueden faltar ya que, cuanta más rica en detalles y elementos sea la boda, mejor recuerdo dejarás en tus invitados.

Si tu idea es hacer una boda de noche, te recomendamos, en primer lugar, elegir bien el sitio. Es importantísimo que lo veas de noche. También que te garanticen que vas a contar con iluminación suficiente para hacer cómoda la estancia y para hacer fotos nocturnas de calidad. Ni que decir tiene que elegir un buen fotógrafo, con un equipo 10, cuando las fotos se van a hacer de noche, es esencial.

El espacio exterior debe ser versátil, para poder adaptarlo a los diferentes momentos de la ceremonia, de la comida y de la fiesta posterior. Entre los elementos que no deberían faltar en tu boda de noche, los siguientes nos parecen imprescindibles.

Imprescindibles para tu boda de noche

El lugar de la ceremonia: una ceremonia nocturna será verdaderamente especial si contás con buena iluminación.

El salón: es fundamental y es muy importante que esté bien iluminado y que en el no se olvide ningún aspecto propio de un salón de bodas.

Iluminación suficiente para las fotos de tu álbum de boda: asegurate de que el lugar elegido cumpla este detalle. Recomendación: que hagas esta consulta cuando visites por primera vez el salón y que pidas que te permitan visitarla de noche.

Detalles románticos que creen un entorno mágico: que iluminen todos los rincones, senderos, que hagan cómoda la estancia. Faroles en el suelo o los arboles decorados con luces.

La barra de bar: una boda sin bar junto al baile, no es una boda.

Un espacio con sofás y mesitas: no todos los invitados se soltarán la melena y se pondrán a bailar como locos después de la cena. Una zona de salón, en la que puedan estar cómodos charlando unos y otros no debe faltar.

(*)www.celebremosonline.com

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *