Cosas que no hay que hacerle a un gato

Cosas que no hay que hacerle a un gato

Hace siglos que los gatos eligieron estar junto a los humanos, sin embargo, a pesar del tiempo trascurrido, algunas personas no terminan de entender a estas magníficas criaturas. Te contamos sobre las cosas que jamás tenés que hacerle a tu gato.

La realidad dice que si elegiste un gato como mascota, debes ser igual de responsable que con cualquier otra animalito de compañía. Y esto significa ocuparte de su bienestar desde distintos aspectos.

Quitarle las uñas: pese a que la práctica de extraerle las garras a los mininos gozó (y todavía goza de cierta popularidad en algunos lugares) ni se te ocurra someter al animalito a esta tortura. Sin duda es una forma de maltrato. Es que, además de las molestias físicas que le provoca, si le quitas las uñas le estás sacando la esencia al minino. Ellos son cazadores natos y gustan de trepar a distintos lugares. Lo más probable es que los animalitos desarrollen distintos problemas de comportamiento. Podés, eso sí, cortarles un poco las uñas para sufrir menos sus rasguños y resguardar tus muebles.

Vestirlo o llenarlo de accesorios: la tendencia de humanizar a las mascotas va en aumento y el mercado acompaña, las ofertas de ropas y accesorios abundan. Sin embargo, si insistes en vestirlo, tu gato, además de sentirse incómodo y empezar a manifestar algunas conductas que indican que algo no anda del todo bien, puede:

Presentar problemas de piel

Perder movilidad

Quedarse enganchado en algún sitio y lastimarse

No tener la posibilidad de acicalarse debidamente

En este rubro también entra el famoso cascabel. Evítalo. El ruido que provoca este elemento molesta sobremanera a los mininos. Incluso, con el tiempo, corren el riesgo de tener pérdidas auditivas.

Fumar delante de él y dentro de la casa: el hecho de que fumes en tu hogar es absolutamente perjudicial para las mascotas. Si fumas, no solo afectarás los pulmoncitos de tu peludo con el humo. Como son animales que se lamen con frecuencia para acicalarse, si comparten su vida con un fumador, con su lengua arrastrarán todas las partículas tóxicas que se desprenden del cigarrillo.

Asustarlo: estos animalitos son muy sensibles, asustándolos solo vas a  conseguir una mascota atemorizada y desconfiada que pase sus días acurrucada en un rincón.

Permitirle vagar sin control: aunque sepamos de sobra que los gatos son animales a los que les encanta explorar su entorno, la realidad dice que en ese mundo amplio y maravilloso por descubrir existen miles de peligros. Entre ellos:

Humanos maltratadores o que envenenan alimentos

Automóviles que pasan a toda velocidad

Gatos o perros con los que pueden generarse peleas

Riesgo de contraer distintos tipos de enfermedades

Y siempre está la posibilidad de que el animalito se pierda y no logre regresar a la casa.

Recordá que desde DeliveryPet hacemos envíos a domicilio de alimentos balanceados para perros y gatos, podés hacer tu pedido vía WhatsApp al 3434707099.

(*) Facebook: DeliveryPet

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *