Cuidado del cabello fino

Cuidado del cabello fino

El cabello fino no tiene por qué hacerte perder todo el estilo con algunos consejos te ayudamos a realzar la estructura de tu pelo.

El pelo fino no tiene automáticamente un problema de cantidad, el problema es el grosor de cada cabello. El pelo fino es aproximadamente 2 mm. más delgado que el cabello normal o fuerte, también es un poco más sensible. Si tenés poca cantidad de cabello, tu pelo también puede parecer fino. En función del color de tu pelo, puedes tener más o menos cabello independientemente de que sea fino o no. Las rubias tienen alrededor de 150.000 cabellos en la cabeza, mientras que la mayoría de las mujeres de pelo oscuro sólo tienen aproximadamente 100.000. Si tenés el pelo fino, tenés que peinarlo con suavidad para darle forma y ser especialmente delicada al secarlo.

Cuidado del cabello fino

Delicadeza: antes de comenzar a secarte el pelo recién lavado, cúbrilo con una toalla y deja que se seque completamente. Nunca te seques el pelo frotándolo con la toalla porque podría dañar la cutícula capilar. Una vez hayas retirado la humedad de tu cabello, desenrédalo con un peine de dientes anchos. Sujeta los mechones de pelo por la raíz mientras lo desenredas para no tirar de él con demasiada fuerza. A continuación podés empezar a secarlo con el secador. Fija una temperatura media en tu secador para evitar el sobrecalentamiento.

Dale cuerpo: el cabello fino se ve con más vida después de dar cuerpo a la zona de las raíces. Antes de secarte el pelo aplícate una pequeña cantidad de espuma o laca sólo en la zona de las raíces y vas a estar lista para comenzar a secarlo con un cepillo plano. Inclina tu cabeza ligeramente hacia un lado mientras usas el secador y te cepillas a contrapelo con el cepillo plano. Después de unas cuantas pasadas, repite el mismo procedimiento hacia el otro lado. Para acabar, inclina la cabeza ligeramente hacia adelante mientras cepillas y secas tu cabello hacia abajo. En caso de que tu cabello sea demasiado corto para un cepillo plano, separa con tus manos el cabello de tu cabeza durante el secado. Todos estos métodos dan más volumen al pelo desde la raíz.

Mantener el volumen: evita el uso de cera o gel para conseguir más brillo. Estos productos de acabado contienen sustancias grasas y es muy probable que acabes consiguiendo un look demasiado grasiento. Un poco  de gel fijador húmedo por lo general es lo más adecuado para peinar el cabello bien corto. La laca de alta resistencia suele funcionar muy bien para el pelo largo o fino. Es importante aplicarse la laca levantando los mechones de cabello y pulverizándola directamente en la parte interior de cada mechón. La aplicación de laca desde la parte superior puede dejarte el pelo muy pesado.

(*) Estilista.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *