Cuidados del arbusto de Laurentino

Cuidados del arbusto de  Laurentino

Es un arbusto de follaje persistente, de copa densa, globosa y ramificada que suele alcanzar hasta 2.5 metros de alto a los 15 años de edad. Es nativo de la región mediterránea de Europa y pertenece a la familia de las Caprifoliáceas.

Se mantiene con menor porte a través de podas periódicas. Sus hojas son aovadas de entre 7-10cm de largo, color verde oscuras en la cara superior y clara y pilosa en la cara inferior. Sus flores son numerosas; al principio rosadas y, después, blancas, de aproximadamente 0.5cm de diámetro. La floración del laurentino se extiende desde mediados del invierno hasta mediados de la primavera,  a fines del verano produce frutos ovalados de 6mm de largo de color negro azulados y brillantes, que persisten durante 2 meses.

Cuidados del Laurentino

Crece en un terreno fértil, profundo y ligeramente ácido, en recipientes con más de 30cm de profundidad. También se adapta a la tierra arcillosa, pero tendrá dificultad si el drenaje es deficiente. En cuanto al abono, la aplicación de 10g de fertilizante compuesto a mediados de la primavera y a finales del verano ayudará a activar el crecimiento y la floración del laurentino, ayudando a su vez a lograr una copa mucho más ramificada.  Resiste la sequía prolongada, precisa 2 riegos semanales en verano y cada 10 días durante el invierno. El laurentino florece adecuadamente en sitios luminosos y la luz solar directa de la mañana lo favorece. También se acomoda en lugares umbríos aunque tiende a reducir su floración.

Vení a visitarnos a nuestra sucursal de Alte. Brown 3212.

(*) www.viverodonfelipe.com

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *