Derechos y beneficios para embarazadas y madres

Derechos y beneficios para embarazadas y madres

En nuestro país, las embarazadas y madres cuentan con derechos y beneficios destinados a la atención y al cuidado del embarazo, parto y del bebé. Todo lo que tenés que saber en la siguiente nota. Una vez que te enterás del embarazo tenés que avisarle a tu empleador y presentar un certificado médico que diga

En nuestro país, las embarazadas y madres cuentan con derechos y beneficios destinados a la atención y al cuidado del embarazo, parto y del bebé. Todo lo que tenés que saber en la siguiente nota.

Una vez que te enterás del embarazo tenés que avisarle a tu empleador y presentar un certificado médico que diga que estás embarazada. El certificado médico tiene que tener la fecha probable de parto. Es importante que tenga esa fecha porque determina cuándo comienza tu licencia por maternidad. Si no presentás el certificado médico que diga que estás embarazada, corrés el riesgo de que, en caso de que te despidan, no cobres la indemnización especial por embarazo.

Además del sueldo cobrás la asignación prenatal desde el primer mes de embarazo hasta el nacimiento de tu hijo, pero lo tenés que acreditar a partir de los 3 o 4 meses de embarazo, los requisitos debo cumplir para cobrar la asignación prenatal son tener como mínimo 3 meses de antigüedad en el trabajo, y tu sueldo y los de tu grupo familiar no deben superar los montos que establece la ley para poder cobrarla (Ley 24.714. Ley de asignaciones familiares, Arts. 3, 4 y 9).

Si te despiden por estar embarazada es discriminación. En ese caso, te tienen que pagar una indemnización especial. También podés iniciar un juicio por discriminación y pedir que te devuelvan el trabajo. Si presentaste el certificado médico de embarazo a tu empleador y te despiden entre los 7 meses y medio anterior o posterior a la fecha del parto, se entiende que el despido fue por tu embarazo y no tenés que probar nada. Si no presentaste el certificado, vas a tener que probar que tu empleador sabía que estabas embarazada cuando te despidió.

Si tenés un embarazo normal y sin riesgo, la ley te da 90 días de licencia con sueldo. Estos 90 días los podés repartir de 2 formas: 45 días antes del parto y 45 días después del parto o 30 días antes del parto, y 60 días para después del parto. La ley también te ofrece la posibilidad de que te tomes 90 días más de licencia, pero sin cobrar el sueldo. Al terminar este plazo podés volver a tu trabajo.

SG Estudio Jurídico apunta a un público en general y a empresas y/o instituciones. En cuanto al público en general, hay un auge en materia laboral, sin embargo, es una constante los casos de accidentes de tránsito, divorcios, sucesiones y cuestiones civiles y comerciales como contratos de alquiler, boletos de compra venta inmobiliaria y ejecuciones de cheques o pagarés.

Por consultas podés comunicarte a las siguientes vías:

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *