Divina Gloria: “el teatro siempre es un volcán en erupción”

Divina Gloria: “el teatro siempre es un volcán en erupción”

Actriz, cantante, comediante, dueña de una trayectoria intachable en el mundo del cine, el teatro y la televisión. Asoma en escena y el público se pone de pie para aplaudir. Martha Gloria Goldsztern, conocida como Divina Gloria, protagoniza junto a Diego Licht la obra Zeide Shike en el Espacio IFT, en el barrio del Abasto.

Actriz, cantante, comediante, dueña de una trayectoria intachable en el mundo del cine, el teatro y la televisión. Asoma en escena y el público se pone de pie para aplaudir. Martha Gloria Goldsztern, conocida como Divina Gloria, protagoniza junto a Diego Licht la obra Zeide Shike en el Espacio IFT, en el barrio del Abasto.

El Espacio IFT es uno de los teatros independientes más antiguos de Latinoamérica. Allí Divina y Diego despliegan su profesionalismo teatral durante 70 minutos. La obra es un homenaje a nuestros abuelos que llegaron de Europa sin nada y armaron su vida en Argentina. Luego de la obra Mujeres Divinas dialogó con Divina Gloria, acerca de la obra, sus inicios y trayectoria.

Empecemos hablando de Zeide Shike, ya van por la quinta temporada, ¿a qué se debe el éxito de la obra?

Es una obra preciosa, súper original porque la escribió Diego para su abuelo, junto con Perla Laske la directora, y es como hilar en contexto todas las músicas que él canta que son muy hermosas. Tiene una voz impresionante.

¿Cómo llegaste a la obra?

Fui la primera que la hizo, después me fui un año de viaje, volví e hice la segunda temporada. Después cada uno tenía otros compromisos, entonces llamaron otras actrices, y ahora volvimos juntos.

¿Qué sentís haciendo este personaje?

Es como volver a hacer un homenaje a las raíces. El resumen de la obra dice “Aprendemos a ser hijos cuando somos padres, y aprendemos a ser padres, cuando somos abuelos.” Es emocionante, porque se trata de una historia común a muchos de nuestros antepasados. El público se emociona, lo vive en carne propia, es una historia real que remueve todo.

Pasando más al plano personal, tu nombre es Martha Gloria Goldsztern, ¿cómo y por qué surge Divina Gloria?

Gold es oro en inglés, ztern son estrellas en alemán, Gloria es mi segundo nombre. Pero yo estaba en un grupo que eran los Peinados Yoli, un grupo under de clown que tuvimos entre 1983 y 1984 y todos teníamos seudónimos, entonces yo me puse Divina Gloria. Veíamos unos libros de las divas de Hollywood que decían Divina Greta (por Greta Garbo), Divina Marilyn (por Marilyn Monroe), y todas eran divinas entonces yo dije “Divina Gloria”.

Es imposible enumerar todos los trabajos que hiciste en cine, teatro, televisión, pero si tuvieras que volver a interpretar algún papel, ¿cuál elegirías?

A mí me fascinó hacer Locos ReCuerdos, Vivitos y Coleando con Hugo Midon y Carlos Gianni, así que volvería a ser payasa sin dudas.

¿Y con quién te gustaría volver a trabajar, además de con ellos?

Que se yo, hay gente que por siempre, ahora voy a tener la suerte de hacer “Muchos ruidos y pocas nueces”, una comedia romántica de William Shakespeare, con Rita Terranova que es una actriz increíble y Maia Francia que es una bestia también. Dios siempre sabe cuáles son los gustos de uno y nos regala la posibilidad de volver a estar con buena gente, como Jorge Azurmendi que es el director y que también es un encanto.

¿Tuviste alguna mala experiencia en el trabajo?

Y a veces hay cosas que no son tan iluminadas, pero también hay que tomarlas como un aprendizaje, respetar a la gente y a los compañeros, son situaciones de laburo, como te pueden pasar a vos en una oficina, o a cualquiera. Prefiero no tomarlas como experiencias.

La sala donde realizamos la entrevista, y que es la misma donde se desarrolló la obra, comienza a llenarse nuevamente, pero esta vez son actores que vienen a ensayar. Gloria por supuesto los conoce y saluda a todos. La música comienza a elevarse y pide por favor que la bajen, “pareciera que nos quieren apurar”, dice entre risas. Vuelve la vista a mi cuaderno donde ve las preguntas que aún faltan, y con sorpresa dice continuemos, que me espera una prima que hace 35 años no veo.

Familia de artistas, no podías dejar de seguir la tradición, pero ¿te imaginaste alguna vez fuera de los escenarios?

Sí, claro.

¿Qué harías fuera del escenario?

Hago cosas, voy al supermercado. Una vez una amiga me preguntó si a mi hijo lo llevaba en el cochecito de bebé, obvio. Soy una persona normal.

¿Naciste en este barrio y seguís viviendo acá?

Si, viajo por el planeta, pero cada vez que vuelvo, vuelvo como el Abasto al Once, me encanta, es mi lugar.

Tengo entendido que tu último disco fue en el 2012, ¿estás trabajando en algo nuevo?

Musicalmente no, vamos a tocar ahora en la fecha de Pésaj (*) en Casa Brandon con Alejandro Terán, Axel Kriygier que son músicos con los que toqué un montón y son geniales, pero en algo discográfico puntual no.

¿Cómo ves el teatro hoy comparado con los años 80 cuando iniciaste?

El teatro siempre es un volcán en erupción, es precioso que pase eso, creo que las épocas más duras son en las que más se necesita expresarse y que sea todo a través del arte es muy sanador.

¿Cómo se llegaba a la gente del interior en esa época?

Es como ahora, hacíamos gira, yo estos últimos seis años no paré de viajar por toda la Argentina, es desgastante, extenuante, pero es precioso y reconfortante también.

¿Y con Zeide Shike tienen pensado viajar?

Tenemos planeado hacerlo claro que sí.

¿Tampoco puedo dejar de preguntarte cómo fue trabajar con los grandes del humor como Alberto Olmedo, Javier Portales y Hugo Sofivich?

Divinos, únicos e irrepetibles.

¿Cómo pensás que se vería ese humor hoy?

Con amor, porque todo lo que está hecho con buena onda, con picardía y simpatía, y por gente amorosa también se transmite de esa forma. Esos comediantes tienen un ángel especial.

¿Cómo te llevás con las redes sociales?

Tranqui, bien. Hay días que me encantan y hay otros que me cansan. Las dejo de lado y vuelvo más tarde.

¿Cuál considerás que fue o es tu mejor obra en la vida?

El de mamá – dice y se le llenan los ojos de amor -. Mi hijo León es mi mejor obra y mi mayor orgullo.

Divina, nació en Buenos Aires, Argentina, el 6 de febrero de 1962 y representa uno de los íconos más respetables del espectáculo argentino. Desde los cinco años pisa los escenarios y se hace notar. Estudió teatro, baile, canto y actuación en el Instituto Lavardén (en Buenos Aires), comedia musical en la escuela de Pepe Cibrián Campoy, hijo de Pepe Cibrián y Ana María Campoy, y se perfeccionó junto a Robertino Granados en teatro, Bill Hastings en musicales, y Juan Virasoro y Rodolfo Olguín en danza.

Como cantante se destacó en un amplio y original repertorio de música pop, rock, jazz, tango y otros ritmos. En Zeide Shike se destaca cantando en Idish, (históricamente ha sido el idioma de los askenazíes, los judíos de Europa central y oriental y de sus descendientes en todo el mundo).

Participó en varias películas y obras teatrales como: Alicia maravilla, Vivitos y coleando, Locos ReCuerdos, Sin compasión, entre otros.

En televisión, participó de éxitos masivos como No toca botón – junto al inigualable cómico Alberto Olmedo -, El Gordo y el Flaco – de Juan Carlos Mesa – y Jugate conmigo – con Cris Morena -. Además, participó en grandes programas de ficción, entre los que se destacan Chiquititas, Poliladron, Gasoleros, Costumbres argentinas, Cuando me sonreís, entre otros.

Protagonizó obras de teatro de comedias, dramas y musicales y fue dirigida por grandes profesionales tales como Pepe Cibrián Campoy, Enrique Pinti, Jean François Casanovas, Hugo Midón, Carlos Perciavalle, Renata Schussheim, Hugo Sofovich.

Divina es una de las artistas argentinas más respetadas y de mayor trayectoria, dialogó con Mujeres Divinas, demostrando la humildad de los grandes.

Su obra actual se puede ver los domingos a las 18 horas (hasta el 28 de abril de 2019) en el Espacio IFT , ubicado en Boulogne Sur Mer 549, Capital Federal – Buenos Aires – Argentina- web: http://www.teatroift.org.ar/

(*) Pesáj es una festividad judía que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto. Fuente: Wikipedia.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *