El lugar que me dio la vida

El lugar que me dio la vida

Hace 8 años y dos meses que me diste la vida, como todo nacimiento no sabíamos qué me depararía el destino. Al principio pensábamos que me iría joven, pero no, acá estoy aún de pie, creciendo sana y fuerte, a paso firme. Reinventándome, como todos, para satisfacer las necesidades de un público que cambia, y

Hace 8 años y dos meses que me diste la vida, como todo nacimiento no sabíamos qué me depararía el destino. Al principio pensábamos que me iría joven, pero no, acá estoy aún de pie, creciendo sana y fuerte, a paso firme. Reinventándome, como todos, para satisfacer las necesidades de un público que cambia, y me pide que yo también cambie.

Y ahí estás… viejo, sabio, un poco golpeado, flaco, rodeado de poco afecto, solitario. Y yo te miro y solo tengo buenos recuerdos porque vos me diste la vida, me diste la mano para dar mis primeros pasos, me enseñaste a hablar, me mostraste cuál era mi camino. Fuiste mi escuela, por momentos mi familia y hasta mi hogar.

Con vos, y en vos, reí, me enojé, me enamoré y hasta fui mamá. Le diste forma a mi vida entera. Por eso, me entristece mucho verte abatido, cansado, porque no tuviste a nadie que te apuntale y te guíe.

Solo deseo que, sea cual fuere tu desenlace, no te lastimen más, que la gente no sienta pena por vos, porque sos el más grande de todos los tiempos que supo soportar el maltrato como pudo. A vos te digo: ¡Gracias! Por darme la vida, gracias Diario querido.

Mujeres Divinas.

Vanesa Galli
Vanesa Galli
ADMINISTRATOR
+ Info

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *