El pelo en otoño y sus cuidados

En otoño suele intensificarse la caída del pelo, te damos algunos consejos para enfrentar la caída y el debilitamiento típicos de esta época. En esta estación, a muchas mujeres se les cae más cantidad de pelo que lo habitual y, además, es muy frecuente que el largo se note más débil y resquebrajado. Los motivos

En otoño suele intensificarse la caída del pelo, te damos algunos consejos para enfrentar la caída y el debilitamiento típicos de esta época.

En esta estación, a muchas mujeres se les cae más cantidad de pelo que lo habitual y, además, es muy frecuente que el largo se note más débil y resquebrajado. Los motivos son varios. Uno de ellos es que las fibras capilares son vulnerables a las condiciones típicas del verano. Un pelo bien grueso resiste mejor la acción de los rayos del sol y el cloro de las piletas. Pero cuando es fino y su textura, delicada, llegan los problemas. ¿Por qué se ven en esta época del año? Sucede que las consecuencias de estas agresiones no son inmediatas. Si no, que se manifiestan luego de dos o tres meses.

Los cuidados fundamentales

Una rutina de belleza específica y personalizada será fundamental para contrarrestar este efecto.

El mejor lavado: una higiene regular es fundamental, la recomendación es usar un champú específico con agentes humectantes que aporten elementos nutritivos para el buen sustento de la estructura capilar y  los agentes necesarios para recuperar el bienestar del cuero cabelludo y sustancias que regulen la producción oleosa. En cuanto al acondicionador, las fórmulas con principios activos hidratantes y siliconados recubrirán las fibras capilares manteniendo el cabello nutrido y protegido.

Calor controlado: el uso excesivo de planchitas y secadores daña las fibras y las debilita, los protectores capilares térmicos evitan este efecto y sirven como un complemento de belleza.

Una buena dieta: hay alimentos y suplementos nutricionales que contienen proteínas, vitaminas y minerales esenciales para el estado del cabello. Aquellos con vitaminas del grupo B como la levadura de cerveza, hierro, presente en la carne y las legumbres, entre otras opciones y aminoácidos son fundamentales. También, hay que reforzar la hidratación.

(*) Estilista.

 

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *