Epilepsia canina: qué es y cómo actuar. Parte I

Epilepsia canina: qué es y cómo actuar. Parte I

Se trata de una patología, causante de un gran desasosiego y preocupación a los propietarios por lo aparatoso de sus manifestaciones y por su naturaleza “impredecible”. Se suele sentir impotencia para atender al perro adecuadamente mientras sufre una crisis, especialmente en las primeras manifestaciones de la misma. Debe ser siempre controlada por un veterinario, que

Se trata de una patología, causante de un gran desasosiego y preocupación a los propietarios por lo aparatoso de sus manifestaciones y por su naturaleza “impredecible”. Se suele sentir impotencia para atender al perro adecuadamente mientras sufre una crisis, especialmente en las primeras manifestaciones de la misma.

Debe ser siempre controlada por un veterinario, que instaurará el tratamiento en función de cada perro, para que pueda llevar una vida normal.

Manifestaciones de la epilepsia: es un desorden cerebral que provoca en el perro una especie de “ataques físicos” incontrolables para él, que se materializan en:

  • Convulsiones (temblores o movimientos involuntarios).
  • Característicos movimientos de “pedaleo” de las extremidades.
  • Rigidez muscular.
  • Relajación de los esfínteres (orinan y defecan incontroladamente).
  • Salivación abundante
  • Vómitos.
  • Desorientación.
  • Pérdida de la conciencia.
  • Colapsar, frecuentemente cayendo acostado de lado.
  • En la etapa postictal de la crisis (el final de la misma), el perro permanece desorientado, sin percepción exacta de lo que le rodea y sin responder adecuadamente a estímulos externos.
  • Tras la crisis, el perro se presenta agotado.

Causas

La responsable de la crisis epiléptica es una descarga electroquímica excesiva de un grupo de neuronas de la corteza cerebral del perro afectado. En algunos casos estas convulsiones pueden ocurrir sin que medie ninguna causa física, que es lo que se conoce como epilepsia idiopática (que puede ser hereditaria). Si la epilepsia se manifiesta por primera vez en perros de edad avanzada (acompañada o no de otros trastornos neurológicos), la causa puede ser un tumor o lesiones por falta de riego cerebral. En ambos casos, es esencial seguir un tratamiento veterinario adecuado ya que las convulsiones repetidas pueden causar lesiones neurológicas severas si no se controla por un veterinario.

Otros síntomas que se parecen a la epilepsia

En numerosas ocasiones, los primeros ataques pueden pasar inadvertidos para el propietario, o confundidos con otras enfermedades o dolencias. Es frecuente que si el ataque se produce durante el ejercicio o el juego, se atribuya a una hipoglucemia. A menudo los perros sufren crisis con convulsiones idénticas a la epilepsia idiopática, ataques epileptiformes, pero que tienen una causa de origen metabólico o son derivadas de traumatismos o de otras enfermedades del sistema nervioso:

  • Envenenamiento.
  • Algunas enfermedades del hígado.
  • Bajadas o subidas de azúcar.
  • Algunas enfermedades renales.
  • Problemas con los electrolitos.
  • Anemia.
  • Traumatismos en la cabeza.
  • Encefalitis.
  • Tumores cerebrales.

¿A qué edad se manifiesta?

No existe una regla fija, ya que depende de cada individuo, pero se sabe que el primer ataque epiléptico se manifiesta con frecuencia en perros con edades comprendidas entre los seis meses y los cinco años, habitualmente entre los diez meses y los tres años de edad. Cuando el primer ataque epiléptico aparece en edades avanzadas hay que investigar otras patologías y analizar marcadores bioquímicos para detectar posibles alteraciones metabólicas.

El diagnóstico

Se suele establecer descartando otras causas, a menos que la crisis aparezca en el momento exacto en el que llevamos a nuestro perro al veterinario, y el profesional la pueda ver por sí mismo.

En veterinaria Salta Violeta ofrecemos a nuestras mascotas una atención veterinaria lo más avanzada y especializada posible. Por cualquier consulta nuestra dirección es Libertad 448, Paraná, también te podés comunicar a nuestro teléfono: (0343) 4217565 para solicitar un turno.

(*) Facebook/Instagram: Veterinaria Salta Violeta

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *