Evite que su perro sea agresivo (parte 1)

Evite que su perro sea agresivo (parte 1)

La pregunta que muchos dueños se hacen inmediatamente después de adquirir un perro es qué hacer para que no se convierta en un monstruo. En esta primera entrega dejamos algunas consideraciones a tener en cuenta. Muchas veces por desinformación o por falta de cuidados corremos el peligro de que nuestra mascota se haga muy agresiva,

La pregunta que muchos dueños se hacen inmediatamente después de adquirir un perro es qué hacer para que no se convierta en un monstruo. En esta primera entrega dejamos algunas consideraciones a tener en cuenta.

Muchas veces por desinformación o por falta de cuidados corremos el peligro de que nuestra mascota se haga muy agresiva, una de las principales consideraciones que siempre tenemos que recordar de los perros es que estos son agresivos por naturaleza,al ser descendientes de uno de los carnívoros más exitosos, los lobos, tienden a ser territoriales y agresivos.

Como propietarios de un perro, mediante su educación y entrenamiento debemos lograr que no se convierta en agresivo y que pueda convivir con otrosde su especie, así como también con otras personas aunque estas sean desconocidas, un animal agresivo no sólo es muy difícil de manejar sino que puede ser peligroso para otras personas, incluyendo los niños. No es necesario recordar las terribles y dolorosas noticias que cotidianamente solemos tener sobre los resultados de un ataque por parte de un animal de estas características, incluso dentro del ámbito familiar.

Por eso mismo, cuando se habla de agresividad y el control de ésta, el único y final responsable de todo es el amo. Depende del dueño entrenar un animal para que no sea un peligro para los demás.

Presentación en sociedad del cachorro

Puede que la principal causa de la agresividad de un perro esté basada en que no está acostumbrado a vivir en sociedad, como propietarios debemos acostumbrar desde un principio es a que nuestra mascota convivencia socialmente.

Sacarla a parques o plazas, salir a caminar, que observe a otros animales y personas y que a veces pueda interactuar con estos, así el perro aprenderá a comportarse ante la presencia de gente y otros perros. Es muy triste ver a un perro abandonado a su suerte en una terraza, balcón o en una jaula, y es por esta causa que pueda llegar a transformarse en una bestia.

Prestar atención a la mordida

Como animal depredador, los perros dependen de su mordida y de su dentadura por lo que, sobre todo cuando son jóvenes, tratarán de morder todo lo que se encuentren. Para evitar esto, también desde muy jóvenes, hay que dejar muy en claro que es lo que se puede y que es lo que no se puede morder.

Para este entrenamiento existen una serie de juguetes “mordibles” que son ideales para derivar las ansias mordedoras de una forma adecuada. Tenemos que estar pendientes de que el perro no muerda objetos (y menos personas) y cada vez que lo intente reprenderlo y tratar de desviar su atención hacia el juguete; con el tiempo sabrá que no todo es “mordible” y que nosotros, como amos, no queremos que lo haga con ciertos objetos.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *