Evite que su perro sea agresivo (parte 2)

Evite que su perro sea agresivo (parte 2)

El mejor amigo del hombre no tiene esta denominación de forma casual, nos ha acompañado desde el principio de los tiempos y ha ido evolucionando al entorno variable junto al ser humano. La aparición de la agresividad podría deberse a varios factores, aquí enumeramos algunos de ellos. Vivir en grupo con otros perros Los perros

El mejor amigo del hombre no tiene esta denominación de forma casual, nos ha acompañado desde el principio de los tiempos y ha ido evolucionando al entorno variable junto al ser humano.

La aparición de la agresividad podría deberse a varios factores, aquí enumeramos algunos de ellos.

Vivir en grupo con otros perros

Los perros tienen el instinto de vivir en grupos y esto es muy importante: los grupos de perros y lobos son muy jerárquicos, con una serie de niveles donde los más fuertes dominan a los más débiles.Cada perro dentro de la manada tratará de ascender al máximo posible y ésto lo tiene que hacer a costa de intimidar a otros. Esta costumbre no ha sido eliminada, el perro cree que una familia humana es una jauría con sus debidas jerarquías y, como integrante de tal, tratará de ascender intimidando a otros miembros, y esa reacción ante sus “compañeros” de jauría también depende de la personalidad de cada perro, de la forma en que haya sido educado y de su raza.

Depende de nosotros que esto no ocurra más allá de meros gruñidos y muestras agresivas. Para ello es necesario, cuando detectemos esta actitud, recurrir a reprimendas verbales, alejarlo de la familia e ignorarlo por el resto del día. De esa manera el animal sabrá que su actitud le causa problemas e incluso el destierro.

Por supuesto que esto es en caso de que no se presente agresiones peligrosas; si es así lo mejor es consultar con un especialista para que nos recomiende otra forma de vencer esa agresión natural por parte de un perro.

Un poco de amor con los perros

Los perros son seres que sienten y como tales, responderán de una forma similar a la que son tratados: si un perro recibe golpes y maltrato, lo más seguro es que se transforme en una criatura histérica y agresiva, por lo contrario, si nosotros le entregamos amor y cariño lo más seguro es que ese animal crezca y se desarrolle de una manera muy diferente.

Un perro que no responde a ninguno de los tratamientos debe de ser puesto en mano de un especialista quien nos podrá recomendar el mejor tratamiento o educación; por lo pronto, la recomendación (de siempre) es la de cuidar, respetar y tratar de manera humanitaria a cualquier animal que caiga en nuestras manos; ellos no pueden elegir a su amo, nos toca a nosotros elegir la mejor forma de tratarlos.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *