Gonzalo Martín Macor: “tenemos un compromiso muy grande con la noticia”

Gonzalo Martín Macor: “tenemos un compromiso muy grande con la noticia”

Gonzalo, más conocido como Martín, nació en Paraná el 23 de octubre de 1974, luego de terminar la secundaria se fue a estudiar periodismo a Buenos Aires y regresó con el título en la mano. Se casó con Andrea en el año 2005 y tienen tres hijos, Mateo (10), Felipe (8) y Valentino (5). Se

Gonzalo, más conocido como Martín, nació en Paraná el 23 de octubre de 1974, luego de terminar la secundaria se fue a estudiar periodismo a Buenos Aires y regresó con el título en la mano. Se casó con Andrea en el año 2005 y tienen tres hijos, Mateo (10), Felipe (8) y Valentino (5).

Se recibió de periodista en el Círculo de Periodistas en Buenos Aires, y aún teniendo algunas ofertas laborales en la capital decidió regresar y hacer aquí su recorrido profesional. Hoy es la imagen principal del noticiero del mediodía de Canal 9 Litoral. Mujeres Divinas dialogó con él acerca de sus inicios en el periodismo, su presente y su futuro profesional y personal.

¿Por qué te fuiste a estudiar a Buenos Aires?

Me fui de Paraná a estudiar, a pesar que estaba la oferta acá, por los desafíos de la juventud que siempre tenemos. En el año 1993 terminé el sexto año de la secundaria en la Industrial Nº 1 de Paraná. En el año 1994 hice el CBC para el primer año de la carrera de Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires (UBA). Después por cuestiones de trabajo, ya que hice toda la carrera trabajando, ingresé a estudiar en el Círculo de Periodistas, hasta el año 98 cuando me recibí. Ni bien terminé, tuve la posibilidad de hacer experiencia y trabajar en Buenos Aires, pero decidí venirme y empezar acá, hace ya 20 años.

¿Cuál fue tu primer trabajo?

Se arranca haciendo crónicas, trabajos esporádicos en radios. En la parte deportiva también.

¿Y cuánto hace que estás en Canal 9?

Ingresé en marzo de 2005, con todo el casting y el armado de esta nueva propuesta. Después se dio la posibilidad de quedar en el canal como personal efectivo. El 2005 fue un año de noticias importantes en lo laboral y en lo afectivo, con la conformación de la familia.

Martín conduce el noticiero del mediodía de Canal 9 Litoral junto a Sonia Fernández.

¿Tenés alguna especialidad dentro del periodismo?

Empecé, como te decía, como muchos en la parte deportiva, lo cual me encantó. Hice por más de una década el tema del básquet, por el cual tengo pasión, de joven jugué, o intentaba jugar, en el club Talleres. Esa pasión después la llevé al rubro de lo periodístico y seguí durante mucho tiempo las principales categorías de la Provincia y los principales equipos como Echagüe, Sionista, y también equipos del interior y eso me dio la posibilidad, por suerte, de recorrer la Argentina siguiendo la campaña de los equipos. Así que fue una experiencia muy rica y lo pude aprovechar. También hice coberturas de fútbol, notas de rugby, de automovilismo, de ciclismo. En cuanto al deporte hice cosas muy variadas.

En el noticiero, ¿también trabajás en la producción periodística?

Acá se trabaja en varios aspectos, yo ingreso a la mañana temprano, nos ponemos de acuerdo con la jefa de noticias que también es productora del noticiero del mediodía. Ella propone temas, cuestiones que tienen que ver con la agenda del día. Inmediatamente salimos a la calle y se hacen las notas, lo que sea necesario para tener un noticiero completo en lo que demanda la gente y tratamos de estar donde está la noticia. Así que a lo largo de la mañana se produce, incluso con llamadas telefónicas, haciendo uso de la tecnología; la gente también nos aporta mucho. Tratamos de volver a media mañana, descargamos las notas y volvemos a salir si está dentro de las posibilidades, para regresar alrededor de las 11 para hacer el noticiero que arranca a las 12.

En el interior uno hace de todo

Sí. Aunque por ahí de la pantalla para afuera se piensa que, porque estamos en pantalla y llevamos adelante un noticiero no se trabaja en la noticia, pero en realidad sí se hace. Y si por alguna razón no podemos salir, trabajamos desde la producción del noticiero, editando, elaborando el producto. Una hora y media de noticias no se puede completar en media hora o una hora. Se arranca muy temprano. Colaboran desde ya los noticieros del día anterior y lo que se genera en la tira Arriba Entre Ríos que también trabaja en la producción periodística y con móviles en vivo. Todo el mundo colabora con todos.

Desde tu punto de vista, ¿cuál es el rol fundamental del periodista y cómo ves el periodismo hoy?

El rol es algo que está en la teoría básica, tratar de informar y llegar a la verdad con todas las letras hacia la gente, con la cual nosotros trabajamos todos los días. El esfuerzo que se hace día a día, hora a hora en el transcurso de la mañana o de la tarde, muchas veces lo que nos demanda y nos cuesta conseguir determinada nota, información, imagen, foto, video y todo lo que hay que trabajar y contactar, obviamente que la gente no lo ve y no lo puede percibir. Por eso digo, nosotros tenemos un compromiso muy grande con la noticia. Completar y darle la información a la gente con cuestiones que pasan a diario y que son de interés, nos produce una gran satisfacción.

Volviendo a la pregunta, en cuanto al rol del periodismo, yo creo que lo cumplimentamos. Tenemos la posibilidad de poder ejercer el periodismo con mucha libertad, se nos deja trabajar. Yo no solamente estoy en el canal sino también trabajo en radio La Voz donde, desde hace ocho años, hago un programa de interés general, de lunes a viernes de 6 a 8 de la mañana. Supe tener tres trabajos a la vez, el canal, el diario (hoy desvinculado) y la radio. Sinceramente en todos lados nos dan la posibilidad de trabajar con absoluta libertad con todos los temas que se dan a diario. Por ahí muchas veces uno puede llegar a notar que se auto imponen algunas limitaciones por parte de algunos comunicadores o periodistas, pero son autolimitaciones. El rol también es diferente según tus tareas. Hay periodistas que estamos en la diaria con esa misión de tratar de informar lo que sucede en el transcurso de la mañana con alguna movilización, reclamos, lo que pasa en un juicio, con accidentes, con la situación económica, con la diaria que es la coyuntura. Y hay otro sector del periodismo que tiene que ver con la investigación, entonces por ahí es como que estamos divididos en esos aspectos. Pero me parece fantástico el rol de aquellos que pueden investigar porque esa también es la misión del periodista, poner luz sobre algunas cuestiones que a lo mejor son grises.

¿Qué opinás del periodismo digital y las redes sociales? ¿Creés que hay más dificultades en poder reconocer la veracidad de una noticia?

Creo que uno como periodista tiene la duda permanente sobre si eso que se vuelca en las redes sociales o en algún sitio es veraz. Siempre depende del sitio de donde surge esa información y ahí también hay que estar muy atento, sobre todo aquellos que son responsables de esos sitios, y deben encargarse de chequear esa información primaria que les llega. Yo sé que a veces es más fácil copiar y pegar o pensar que lo que circula en las redes sociales es totalmente cierto cuando no lo es, pero hay que ver de donde proviene esa información y siempre nuestra misión es tratar de, más allá de donde provenga la información, chequear.

La gente utiliza las redes sociales como un efecto de distracción y ahí radica el problema. Porque ven el título y creen que verdaderamente es así, y no todo lo que circula en las redes sociales es cierto. Y ahí estamos en un grave problema y por eso me parecería fantástico que se pueda regular sobre esta temática y que no cualquiera pueda escribir cualquier cosa.

Alguna nota o trabajo que recuerdes especialmente

A lo largo de 20 años por suerte he tenido muchas oportunidades. He tenido la posibilidad de entrevistar a mucha gente, hacer notas más sensibles de diferentes cuestiones pero hay una en particular que recuerdo y para mí fue un shock, porque fue una nota no buscada. Arrancaba el año 2000 y en ese momento empezaba a surgir la generación dorada de basquetbol, que en año 2004 gana la medalla olímpica en Atenas. En ese proceso la selección Argentina tuvo un par de concentraciones y viajes en la ciudad de Colón en la costa del Uruguay. Y yo tenía un contacto, antes la forma de hacer periodismo era diferente a la de ahora, no tenía celular, entonces tenía que esperar a ir a la redacción para llamar por teléfono fijo a alguna persona que estuviera en Colón para tratar de contactar alguno de esos jugadores. En ese momento se había confirmado que un jugador de básquet que se llama Rubén Wolkowyski iba a jugar en la NBA, entonces mi misión como periodista era tratar de ubicarlo para hacer la nota. Entonces contacto a un dirigente de un club de Colón, para coordinar, y me dice no te voy a poder pasar con Wolkowyski, pero estoy con otro jugador que si te parece te lo paso y hablas con él. Y le digo ¿con quién me vas a pasar?, con Emanuel Ginóbili me dice. En ese momento Emanuel ya era una figura, yo lo conocía porque seguía el mundo del básquet y para mí era un fenómeno, después terminó dando el gran salto en la NBA. Pero lo recuerdo por eso, porque uno ha tenido la chance de hacer notas muy sensibles en algún barrio, tratando de ayudar, notas de color, pero esa fue una nota no buscada, y la recuerdo con mucho afecto porque terminé hablando con uno de los deportistas más grandes del mundo y fue sin querer. Esa nota era para Diario Uno. Y la guardo con muchísimo afecto. 

También recuerdo una cobertura para el canal cuando arranca el conflicto de las pasteras de Botnia (finlandesa) y Ence (española), en Fray Bentos frente a Gualeguaychú. Queríamos hacer la cobertura, el tema estaba recontra instalado y estaban iniciando las obras en Fray Bentos, y la cuestión era cómo hacer la imagen, la cobertura. Un día en Casa de Gobierno haciendo una nota nos encontramos con el por entonces Vicegobernador Guillermo Guastavino, y le dijimos que queríamos ir hasta el lugar y que queríamos ser la imagen de ese lugar, ya que no había mayor registro hasta ese entonces. Nos ofreció el helicóptero de la provincia y creo que fuimos los primeros en el noticiero y en el canal en mostrar y tener las imágenes desde lo alto, trabajamos en el lugar, pudimos recopilar notas, traer ese material en un momento donde la Argentina hablaba de este tema y de los efectos nocivos que acarrearía a la población la instalación de la pastera. Fue una causa nacional.

En la radio también he tenido la oportunidad de hablar con muchísima gente que a uno lo enriquece, hablar con diferentes personalidades que recuerdo con mucho afecto, sobre todo porque me han servido para crecer en lo personal y en lo profesional también.

¿Algún hobby?

Siempre me gustó el básquet. Aunque hoy no estoy entrenando.

Expectativas para el futuro

Este fue un año muy difícil que me ha marcado muy a fuego con algunas cuestiones. Perdí mi viejo en marzo, hubo un problema de salud con mi señora que la está luchando, que es una leona. Le está poniendo lo mejor para salir y estoy seguro va a ser así. Pasaron otras cuestiones vinculadas con lo laboral. Así que ha sido un año complicado, pero uno aprende con el tiempo que lo importante es la salud y verdaderamente es así. Brego para que en la composición de mi familia estemos acompañados de la salud y que salga todo bien, y desde ya que uno desea que pueda seguir creciendo en lo laboral.

Ph: Maia Gillij – Fotografía.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *