Gustavo Bolzán: docente por elección y dibujante por vocación

Gustavo Bolzán: docente por elección y dibujante por vocación

“Me dicen Tavo, soy docente, profesor en Ciencias Sociales y dibujante”, así comienza la charla que Mujeres Divinas tuvo con Gustavo Bolzán, oriundo de Seguí, departamento Paraná.

Creció en el campo dibujando cosas relacionadas al campo o al futbol y cuando se vino a estudiar a la ciudad, mientras estudiaba el profesorado, hizo un taller de historietas.

Hoy convirtió al dibujo en un hobby, hace las historietas para el Semanario Análisis junto al dibujante Ricardo Daniel Jaimovich “Jaimo” y busca incorporar a la enseñanza inicial y de nivel medio la historieta como herramienta de aprendizaje, educación y comunicación. Aquí, Tavo Bolzán, un docente por elección y dibujante por vocación.

¿Cómo surge la pasión por el dibujo?

La pasión por el dibujo está vinculado a la niñez, siempre me gustó dibujar, crecí en un ambiente rural, en el campo, en la localidad de Seguí (Entre Ríos). La imaginación era lo principal para divertirse, teniendo en cuenta que la televisión en el campo eran dos canales a duras penas. Con mi hermano usábamos los recursos de los pocos juguetes que teníamos y a mí particularmente me gustaba más estar adentro en la casa dibujando. Siempre trataba de encontrar una hoja, cuando se podía y cuando venía a Paraná a visitar a mis abuelos y tíos me facilitaban los materiales para dibujar. Siempre hacía dibujos relacionados al futbol o al campo, como los caballos. Y después cuando me vine a estudiar a Paraná hice un taller de historieta, a la vez que hacía la carrera de Profesorado en Ciencias Sociales. Empecé a interesarme por eso, a tomar más talleres de dibujo, ir conociendo técnicas, dibujantes, y las distintas ramas del dibujo.

¿Con qué dibujas? Lápiz, lapicera, fibras…

Antes era con lo que tenía a mano, por lo general un lápiz, fibras, lápices de colores, a veces agarraba las boletas que no se usaban y hacía dibujos atrás con lapiceras. Ahora uso lápices negros, hago los bocetos después les paso microfibras negras. Los escaneo y cuando tengo tiempo les doy un poco más de color en la computadora. Estoy implementando eso también, el tema de la tecnología. Porque hoy la mayoría de los dibujantes usa Photoshop, distintos programas para ilustrar y algunos directamente ilustran en la computadora, otros lo usan para colorear como hago yo. También estoy como amigándome con eso porque nunca había tenido una experiencia de eso, así que hace un par de años estoy probando.

¿Cuál es tu inspiración para el dibujo?

Más que nada a partir de situaciones cotidianas políticas, sociales. En la Facultad empecé a dibujar eso, temáticas políticas, para usarla como herramienta didáctica y después una vez que seguí y me gustó empecé a dibujar situaciones cotidianas, ahora que dibujamos a pedido para el Semanario Análisis tenemos que hacer de la situación política, social y eso son los principales.

¿Recordás cuál fue el primer dibujo que tuvo mucha trascendencia?

Cuando surgió esto de Ni una menos, hay un dibujo que está dando vueltas, que es en color violeta. Lo hice una tarde, lo escanee, lo subí a mis redes y después lo vi por todos lados. Varios medios lo reprodujeron. Impresionante el alcance que puede llegar a tener una publicación, lo de las redes. Y ahí también surgen los que están a favor y te felicitan y los que están en contra y te critican. También fue un momento donde el feminismo estaba apareciendo, hoy por ahí buscamos que las pibas que son dibujantes, sean las que estén en ese espacio difundiendo el feminismo y empoderándose. Yo como varón, como hombre por ahí apoyo las luchas, pero entendí que son ellas las que tienen que difundir ese mensaje. Me gustó haberlo hecho en ese momento porque quizás ahí recién se daba el boom, es una viñeta que me impresionó porque yo nunca lo subí en twitter y vi que en una hora tenía un montón de compartidos y retwett. Después en Facebook también alcanzó los mil me gusta, pero eso debe también al momento político. Eso tiene que ver con que cada dibujo corresponde a un contexto también. Después trato de hacer muchos dibujos de lo que me pasa a mí también, lo que viví en mi niñez, recuerdos en mi pueblo de cómo me crie. Por ejemplo cuando íbamos con mi hermano a la escuela con mí viejo que nos llevaba a caballo los días de lluvia, que llegábamos llenos de pelos de caballo. Y después también historias del pueblo que son muy lindas, que también tengo la idea de publicar en algún momento. Son todas cosas que le pasan a uno y las puede comunicar. Y lo que tratamos de hacer en los talleres es que la gente pueda comunicar lo que les pasa a través de una viñeta, esa es la idea principal. Para eso sirve la historieta, para comunicar algo político como puede ser el feminismo, puede ser una determinada situación social, un evento deportivo. Todo se puede comunicar, además la espontaneidad que debe tener para que pegue en el momento. Porque un dibujo con determinado contenido político no es lo mismo a destiempo, no va a generar el mismo impacto. Eso lo notamos a veces yo subo un determinado dibujo a una página y luego lo subo a la mía y no tiene la misma intensidad porque ya pasó el momento.

Entonces tu actividad principal es la docencia, pero el dibujo se está transformando en una herramienta más vinculándola con el trabajo docente.

Nosotros dábamos talleres de historieta los lunes en la escuela de arte para adultos, gratuito y a partir de ahí nos empezaron a llamar de las escuelas para darles a los niños, adolescentes, jóvenes, también en los barrios. Así que trabajo en talleres, empecé hace un tiempo a trabajar con Jaimo a dibujar para el Semanario Análisis y más que nada los dibujo que hago son los que publico, los subo a las redes y ahora más abocado a los talleres para docentes. Usar la historieta como herramienta del aula. Si bien no estudié nada relacionado al dibujo o al diseño o a las artes visuales apareció como un hobby que siempre tuve, siempre me gustó dibujar, hoy además en mi trabajo docente, también le encontré la vuelta para trabajar con jóvenes, con maestros de primaria y profesores de secundarias. Y cuando puedo en un momento de mis clases también trabajo la historieta.

¿Cómo se enseña a dibujar?

Nosotros partimos de que todos dibujamos algo, un palito, un sol, una casa, el tema es a partir de eso darle un sentido, trabajarlo un poco más, buscar con qué estilo te sentís cómodo. En el taller hemos encontrado gente que nos decían que no sabían dibujar y que nunca iban a poder hacer una historieta, pero sin embargo se terminaban yendo con un estilo, con una forma de dibujar. Vos podés ver en las redes que hay diferentes dibujos y que uno no dice este es lindo, este es feo, sino que lo que importa es la idea, cómo se comunica y poder plasmarlo en un estilo de dibujo. Hay diferentes maneras, por ejemplo “La Cope” tiene un estilo muy simple, una línea muy linda; después lo tenés a Nico que trabaja más con computadora, más coloreado, después está Liniers que tiene un laburo más de taller, son muchas horas de trabajo, pero ninguno es mejor o peor que otro, son diferentes estilos y todos comunican algo distinto. Hoy en las redes está lleno y funcionan para eso, para que los dibujantes puedan expresar sus productos y poder venderlos materializados en posters, en libros, libros para colorear, calcomanías.

¿Dónde encontramos tus dibujos, además del Semanario Análisis?

En Facebook como Tavo Bolzan y en Instagram como Dibujos de Tavo. También me cuesta un poco sentarme a manejar todo esto, por temas de laburo. En los ratos que puedo dibujo, debería ser más disciplinado con eso.

Siento que estoy en un momento de crecimiento, ya aprendí y estoy creciendo. Me está gustando porque me estoy encontrando con cosas que me son útiles a mí y a las demás personas.

¿Y los borradores dónde quedan?

Van quedando en carpetas, en anotadores viejos, no tengo un archivo, nunca hice uno, pero si todas las semanas hago entre cuatro y cinco dibujos. Tenemos la idea con otros dibujantes de Análisis de armar una muestra.

¿Cuál sería tu mayor aspiración? ¿Dónde te gustaría ver plasmados tus dibujos?

Me gustaría hacer un libro con alguna editorial, si bien tengo uno hecho con Maxi Sanguinetti con editorial Abrazo Ediciones, pero me gustaría seguir haciendo libros pero de forma más continuada, uno o dos por año para que me sirvan de carta de presentación. El último fue en 2015, tengo planeado hacer otro para fin de año, me gustaría publicar en un medio de afuera, poder trascender la frontera.

También perfeccionarme, así como tuve momentos de aprendizaje donde participé de talleres, empecé a aprender sobre el tema, hoy estoy en una etapa de crecimiento y perfeccionando eso que aprendí. Encontrar la forma más fácil de hacer un dibujo, tengo una línea y lo que tengo que hacer es trabajar sobre esa línea. Muchas veces intenté completarla o cargarla más y no quedaba muy bien el dibujo.

También quiero incluir todo esto de la historieta en las escuelas y que se transforme en una herramienta de aprendizaje, de educación, de comunicación que hoy por hoy hace falta en las escuelas.

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *