Indemnización por despido. Parte II

Indemnización por despido. Parte II

En esta segunda parte detallaremos cada concepto indemnizatorio en particular, indicando su fundamento legal y cómo influye en el cálculo de la indemnización por despido injustificado. Indemnización por Antigüedad: esta indemnización se encuentra establecida en el artículo 245 de la LCT y que indica que el trabajador es acreedor a un pago equivalente a un

En esta segunda parte detallaremos cada concepto indemnizatorio en particular, indicando su fundamento legal y cómo influye en el cálculo de la indemnización por despido injustificado.

Indemnización por Antigüedad: esta indemnización se encuentra establecida en el artículo 245 de la LCT y que indica que el trabajador es acreedor a un pago equivalente a un mes de salario por cada año de servicio o fracción mayor de tres meses.

Indemnización Sustitutiva del Preaviso: sólo se abona cuando el empleador haya despedido a su trabajador sin preavisarle según los plazos que la LCT indica:

  • Quince días de anticipación para trabajadores que se encuentren en el período de prueba (ver explicación debajo)
  • Un mes de anticipación para trabajadores con menos de 5 años de antigüedad
  • Dos meses para trabajadores con antigüedad mayor a 5 años

La indemnización consiste en el pago de lo que le hubiese correspondido cobrar al trabajador en el mes o en los meses de preaviso. Los plazos del preaviso correrán a partir del día siguiente al de la notificación del mismo.

Vacaciones proporcionales no gozadas: dado que el trabajador ha efectuado un esfuerzo durante el año que fue despedido, le corresponde cobrar sus vacaciones proporcionales no gozadas pero sí devengadas. Para ello, es importante conocer cuántos días le correspondían al trabajador según su antigüedad. Se prevé lo siguiente:

  • 14 días: trabajadores con antigüedad en el empleo de hasta 5 años
  • 21 días: trabajadores con antigüedad en el empleo de hasta 10 años
  • 28 días: trabajadores con antigüedad en el empleo de hasta 20 años
  • 35 días: trabajadores con antigüedad en el empleo de más de 20 años

Los convenios colectivos pueden mejorar estas cantidades pero nunca reducirlas.

Despido por causa de maternidad: según la Ley, las mujeres tienen licencia por maternidad durante cuarenta y cinco días previos al parto y hasta cuarenta y cinco días posteriores. Si la trabajadora es despedida dentro del plazo de 7 meses y medio anteriores o posteriores a la fecha del parto, (solamente si ha notificado) se presume, salvo prueba en contrario, que el despido obedece a razones de maternidad o embarazo. En consecuencia, se le dará una indemnización adicional equivalente a un año de remuneraciones que se suma a las del artículo 245 de la LCT.

Despido por causa de matrimonio: la indemnización adicional también será equivalente a un año de remuneraciones, con las mismas consideraciones que en el punto anterior.

Multa por falta de pago tras despido: esta indemnización se encuentra en el artículo 2 de la ley 25.323 y es independiente a todas, por lo cual, también es acumulable. La multa por falta de pago tras el despido tiene lugar si luego de intimación, ya sea antes o después del despido, y el empleador no abona las indemnizaciones por despido, preaviso e integración con su SAC correspondiente. El costo de la indemnización aquí será equivalente al valor de la indemnización por antigüedad o despido, el preaviso y la integración de mes incrementada en un 50%.

¿Qué es el Período de Prueba? Este instrumento ha sido creado para darle algo de aire a los empleadores que toman trabajadores en sus plantillas sin tener amplias referencias y sin conocer el desempeño que puedan tener en la empresa. Por esta razón, la LCT crea un período a prueba durante los primeros tres meses de vigencia, a menos que se trate de un contrato de temporada o de un contrato a plazo. Durante los 3 primeros meses de la relación laboral el empleador podrá extinguir la relación sin expresión de causa y sin pago de indemnización, pero siempre tendrá la obligación de dar el pre-aviso.

SG Estudio Jurídico apunta a un público en general y a empresas y/o instituciones. En cuanto al público en general, hay un auge en materia laboral, sin embargo, es una constante los casos de accidentes de tránsito, divorcios, sucesiones y cuestiones civiles y comerciales como contratos de alquiler, boletos de compra venta inmobiliaria y ejecuciones de cheques o pagarés.

Por consultas podés comunicarte a las siguientes vías:

(*) Para SG Estudio Jurídico.

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *