Insuficiencia pancreática exocrina en perros, conocé sus síntomas y diagnóstico

Insuficiencia pancreática exocrina en perros, conocé sus síntomas y diagnóstico

La insuficiencia pancreática exocrina (IPE) consiste en la incapacidad del páncreas para sintetizar la cantidad de enzimas necesarias para la adecuada digestión y posterior absorción de los alimentos. La función exocrina del páncreas en las mascotas es debido a la acción de enzimas digestivas encargadas de fragmentar los componentes de la alimentación en moléculas simples

La insuficiencia pancreática exocrina (IPE) consiste en la incapacidad del páncreas para sintetizar la cantidad de enzimas necesarias para la adecuada digestión y posterior absorción de los alimentos.

La función exocrina del páncreas en las mascotas es debido a la acción de enzimas digestivas encargadas de fragmentar los componentes de la alimentación en moléculas simples para poder ser absorbidas por la mucosa del intestino. Los acinos pancreáticos sintetizan y secretan las enzimas lipasa, tripsina y amilasa, que hidrolizan los lípidos, las proteínas y los carbohidratos, respectivamente. Las células del conducto pancreático secretan bicarbonato para favorecer la acción enzimática, así como el factor intrínseco que permite la absorción de la cobalamina (vitamina B12), el páncreas secreta además un factor antibacteriano que regula la flora intestinal evitando el sobrecrecimiento bacteriano que se produce cuando quedan solutos en la luz intestinal como consecuencia de una digestión incompleta de glúcidos y/o grasas y/o proteínas.

Causas: la atrofia acinar pancreática (AAP) es la causa más común en el perro, donde se produce una marcada reducción de la masa pancreática, que puede conducir a una pérdida casi completa de la capacidad secretora del páncreas.

Signos en las mascotas: en general presentan diarrea crónica de intestino delgado con heces voluminosas, blandas de coloración amarillenta o grisácea y aspecto aceitoso. Estos pacientes presentan una importante pérdida de peso, pelo seco, descolorido y seborrea, todo esto se acompaña de un apetito muchas veces famélico (polifagia), pica (cuando el perro consume elementos que no son parte de la dieta normal, madera, piedras, jabones) y coprofagia que es la ingestión de su propia materia fecal o de otros animales. En el examen físico presenta muy pocas anormalidades excepto por la excesiva pérdida peso, pelo de mala calidad. Los animales afectados están activos, alertas y hambrientos muchas veces con un aparente nerviosismo y agresividad y se sospecha que se deben al malestar abdominal debido a los movimientos intestinales y la formación de gas.

Diagnóstico: no es posible realizar el diagnostico solo en base a la sintomatología, el diagnóstico es funcional y por lo tanto debemos medir la disminución de la capacidad secretora pancreática.  Como rutina se solicitan hemograma completo, perfil bioquímico sérico, análisis de orina y coproparasitario. En general los resultados de estos estudios son normales en perros con (IPE) pero son necesarios para descartar las enfermedades incluidas en el diagnóstico diferencial.

Por cualquier consulta nuestra dirección es Libertad 448, Paraná, también te podés comunicar a nuestro teléfono: (0343) 4217565 para solicitar un turno.

(*) Facebook/Instagram: Veterinaria Salta Violeta

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *