Jacarandá, el árbol que tiñe la ciudad en primavera

Jacarandá,  el árbol que tiñe la ciudad en primavera

Oriundo de América del Sur, sobretodo de Bolivia, Brasil, Paraguay y Argentina. Habita zonas que son subtropicales y pertenece a la familia Bignoniaceae (flores trompetas), son muy cultivadas por sus colores agradables y gran conservación.

Es mediano cuando habita  en Argentina y zona Noroeste de la Selva Tucumano-boliviana, también en Brasil en la zona sureste y Bolivia, pero de acuerdo al área donde se encuentre puede llegar a medir entre 7 y 20 metros. Jacarandá en la legua guaraní tiene el siguiente significado: “madera dura o madera de olor muy fuerte”.

Características

Es un árbol que presenta las siguientes características en cuanto su corteza, principalmente es un poco torcida de textura agrietada con aspecto corchoso, sus grietas son profundas cortas y abiertas, las mismas se van distribuyendo a lo largo de toda su corteza. Su gran follaje es caduco, es decir en cierta época del año suele perder sus hojas; no presenta una forma una forma habitual como los demás árboles, en la mayoría de las veces su copa presenta forma de sombrilla, sin embargo se han conseguido ejemplares de forma piramidal, pero por lo general su forma es ovalada y muy irregular. Su estructura presenta muchas ramificaciones que van dándole la extensión peculiar que tiene, estos follajes pueden alcanzar un diámetro de 10 a 12 metros aproximadamente su crecimiento es lento y cuenta con algo muy peculiar: es longevo, puede llegar a vivir más de 100 años.

Su floración se da en épocas de primavera mayormente, en algunos casos también se presentan en las estaciones de finales de verano o los principios de otoño. La polinización que en ella se lleva a cabo se realiza por entomófila, es decir, por insectos. Sus flores miden entre 4 y 5 centímetros, su flor es un poco torcida a la vista y es una especie de tubo acampanado. Su fruto por lo general es una especie de cápsula seca, que puede medir de 6-8 centímetros de largo, su borde es un poco ondulado es de color verde medio casi castaño, cuando maduran caen como especies de cascada leñosa. Dan gran cantidad de semillas, que son livianas y membranosas con un diámetro de 1 a 2 centímetros. Muchos suelen identificar su forma con el de una castañuela (instrumentos de madera).

Las flores de jacarandá son peculiares de la familia botánica Bignoniácea, es decir flores que se forman con cinco pétalos que son largos y se mezclan entre sí, de esta manera forman una corona que en su mayoría tienen una forma similar a la de un embudo o campana. Son de color lila, muchas personas suelen decir que son azules o celestes. Se reproducen juntas en unas grandes y largas inflorescencias (flores agrupadas), las misma se encuentran a los extremos y en medio de las ramas verdes del árbol.

Vení a visitarnos a nuestra sucursal de Alte. Brown 3212.

(*) www.viverodonfelipe.com

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *