“La Desbocada”: Murga estilo uruguaya que se impone en Santa Fe

“La Desbocada”: Murga estilo uruguaya que se impone en Santa Fe

Diego Ochoa es uno de los 17 integrantes de la Murga “La Desbocada” de Santa Fe, que surge a inicios de 2018, a partir de la unión de amigos y conocidos músicos de distintas ramas.

Su primer espectáculo se llamó “El sueño del pibe” y en estos momentos están preparando uno nuevo que se estrenará a fines de 2019.

“La Desbocada” es una murga estilo uruguaya, dirigida por Facundo Céspedes, integrada por músicos de la rama del jazz, el rock e incluso el folklore. Todas sus presentaciones fueron a sala llena. Para conocer un poco más sobre la murga, Mujeres Divinas dialogó con Diego, quien nos cuenta los entretelones, los ensayos y las particularidades de esta agrupación.

¿Cómo y cuando surge “La Desbocada”?

“La Desbocada” surge de la reunión de un grupo de conocidos y amigos, todos músicos. Tiene la particularidad que todos hacemos música en determinados rubros como el jazz, el rock, el folklore inclusive, y todos en algún momento estuvimos relacionados con la murga estilo uruguaya desde el punto de vista musical y coral. La murga uruguaya tiene un requerimiento técnico compositivo muy importante que requiere determinados conocimientos musicales a la hora de la composición, en este caso muchos de nosotros ya habíamos estado en otras agrupaciones y teníamos la inquietud de conformar una murga estilo uruguayo, pero con músicos. Surge a principios del año 2018, a raíz de la disolución de otra agrupación de murga muy conocida de la ciudad de Santa Fe, y quien motorizó todo es un músico sesionista de jazz y de varios géneros de la capital santefesina, Facundo Céspedes. Él empezó a componer un espectáculo y nos fue proponiendo a distintos músicos de acuerdo a los requerimientos y espacios para que nosotros vayamos conformando ese coro de murgas.

¿Cuántos integrantes son?

Hasta ahora somos 17 personas, 14 en el coro y 3 en la batería de murga, que se compone tradicionalmente, una que toca el redoblante, otra los platillos y otra el bombo. Ese es el único elemento de percusión que contiene la composición de murga. Después el espacio coral, integrado por los 14 músicos está dividido en tres cuerdas. Le llamamos cuerdas a las distintas tonalidades de la armonía que se utilizan, que se llaman primos, sobreprimos y segundos. Los primos serían el tenor del coro, el canal medio, el sobreprimo es el agudo y el segundo es el grave. Después cada uno de esas agrupaciones de sonidos se subdivide a la vez para conformar armonías más complejas. Otra de las características de la murga es que dentro de la composición musical el contenido poético tiene muchas veces que ver con elementos contestatarios o que de alguna forma manifiestan puntos de vista que no son tomados en cuenta por los medios de comunicación, entonces históricamente siempre fue la voz del barrio hablándole a la gente del barrio. En este caso como provenimos de distintos espacios geográficos lo que se trata de hacer es consensuar entre todos una idea, una posición respecto de diversos temas y, abordarlos con humor y a veces con crudeza, en una composición vocal, musical y teatral que se ponen de manifiesto arriba del escenario.

¿Por eso el nombre?

Claro, “La Desbocada” tiene que ver con eso, con una agrupación que como el caballo desbocado no tiene frenos, una vez que sale dice lo que se le viene a la mente y eso también es un poco lo interesante de esto. Nos consideramos de alguna forma contestatarios y no nos casamos con ningún color político, si vemos algo que está mal lo decimos.

¿Quién escribe las letras y quien les hace el vestuario?

A las letras las escribe Julia Ruíz, que es una escritora local, y tenemos dos modistas que se ocupan de distintas partes de los trajes y una diseñadora. También tenemos una persona que diseña el maquilla y dirige a otros maquilladores cuando nos tienen que pintar, somos 17 personas, es un trabajo bastante importante, así que dirige y maquilla también.

¿Qué duración tiene una presentación de la murga y dónde, generalmente, se presentan?

El espectáculo de murga, por regla, tiene 45 minutos, pasa que en Argentina normalmente lo hacemos un poquito más extenso, no demasiado. Pero aproximadamente está entre 40 minutos y una hora. Nos hemos presentado sobre todo en salas, en teatros, salas culturales, pero es super dúctil y puede presentarse como espectáculo de teatro callejero o vecinales, en otras agrupaciones de murgas donde he estado hemos ido a escuelas, hemos cantado en la calle a la gorra, es bien flexible.

¿Son todos varones los integrantes de la Murga?

Sí, porque hay cuestiones de composición vocal en materia de coros, que tienen en cuenta el timbre de la voz, es como si fuese un instrumento musical y en la afinación de timbre el hombre y la mujer tienen distintos tipos de emisión sobre todo en el rango medio. En este caso la composición se da porque los recursos que teníamos éramos todos hombres y lamentablemente termina siendo exclusivo. Por ahí se pueden llegar a incluir colores de notas vocales femeninas, pero es bastante complejo a la hora de la composición. Además la potencia de voz de ambos es bien diferente y normalmente cuando se incorporan colores, notas musicales femeninas tiene que ser una mujer que cante muy fuerte para que se escuche atrás del coro de murga.

¿Dónde ensayan y cada cuánto? 

Nosotros tenemos tres sistemas de ensayos. Primero es la composición técnica que se manda vía digital, ahí los músicos tenemos que estudiar la composición melódica, las letras y el tiempo (el metrónomo) para saber qué es lo que vamos a hacer en los ensayos. Después están los ensayos por cuerda que significa que cada uno de los integrantes que tienen el mismo rango vocal se reúnen, esto es una vez por semana, y hacen el ensayo de todo el sonido de esa cuerda solamente. Y el ensayo armónico de todo el espectáculo completo se hace cada 15 días los sábados. Se requiere para ese ensayo un lugar bastante espacioso porque es mucha gente, hoy lo estamos haciendo en la Asociación Cultural El Puente.

¿Qué la hace diferente a otras Murgas?

Da la impresión, que el primer espectáculo “El sueño del pibe”, conmovió desde el punto de vista musical más que nada. Era un poco cantado, porque es la primera vez que nos juntamos músicos que provenimos de la parte más dura de la música, de la ingeniería, a hacer composiciones. Obviamente que salen cosas un poco más entreveradas, más raras y fue la mejor repercusión que tuvimos. Todas las veces que hicimos presentaciones fueron a sala llena, un poco porque también nos conocen de otras agrupaciones, de otros emprendimientos, y van a la expectativa de lo que va a salir de ahí. Entonces la diferencia de la desbocada es la característica compositiva que contiene y la dificultad de lo que se está haciendo.

¿Cómo es ese mix entre santafesinos y uruguayos?

El mix entre santafesino uruguayo se viene haciendo ya desde hace muchísimos años, yo estuve con la primera murga que fue compuesta acá que se llamó “La Comedida”. Se argentiniza bastante la cuestión, sobre todo cuando se hablan de las cuestiones que nos inquietan dentro del espectáculo. Es una fusión interesante, los uruguayos por supuesto están todavía varios pasos adelante respecto de todo, de la composición musical, del espectáculo, de la parte estética. Algunas murgas como Agarrate Catalina o Falta y Resto son murgas realmente impresionantes de ver. Nosotros estamos en camino de conseguir algo así pero todavía nos está faltando bastante por recorrer. Si bien llegamos a la parte compositiva musical, a la parte vocal hay que trabajarla para llegar a esas potencias de voces y esos colores. Pero será un camino que hay que recorrer y mientras tanto vamos disfrutando.

Próximas presentaciones

La murga tiene una particularidad, es una agrupación de carnaval, entonces el sistema compositivo implica que durante el invierno se compone y aproximadamente en octubre o noviembre se empiezan a presentar los espectáculos. En este momento estamos en la parte compositiva, bastante avanzados con el espectáculo nuevo, que le va a sumar un poquito más de complejidad al anterior. Estimo que las salidas van a empezar por octubre, así que por ahora agenda no estamos teniendo. Sí estamos muy interesados en entrar al circuito de Paraná, que sabemos que tienen una importante movida de murga estilo uruguayo y que este año por cuestiones nuestras de agenda no pudimos ingresar, pero sí este año uno de los objetivos es pegarnos una vueltita y cruzar “el charco”.

¿Se han presentado fuera de Santa Fe?

No, nunca llegamos a salir por esta cuestión de agenda, porque una vez que se empezó a publicitar el espectáculo nuevo y cómo iba a estar compuesto se agotaron las fechas. Teníamos viernes y sábados completos, incluso a veces los domingos, y todos a sala llena. Entonces es como que fue un fenómeno musical en Santa Fe y no nos permitió movernos, por desorganización también porque realmente no habíamos pensado que podía llegar a ser de esa forma. Igualmente como era el primer espectáculo creo que estuvo bien. Ahora con más tiempo vamos a organizar agenda y vamos a ir viendo posibilidades a ver dónde podemos ir.

¿Qué significa la murga para ustedes?

Para mí, particularmente, yo fui director de un par de agrupaciones de murgas, me causa un placer enorme el tema de la vibración armónica que tiene la murga y el componente emotivo que no lo he encontrado en otro lado, yo que provengo de la rama del jazz, del bosa. Si bien también me provoca mucho placer la interpretación musical, el compartir humanamente esa armonización de voces es algo que no lo tiene ningún otro tipo de estilo musical y que como músico me llena muchísimo. Otros músicos que está con nosotros persiguen esa inquietud por el conocimiento, por el disfrute de estos espacios musicales y otros también se relacionan más con la parte contestataria o si se quiere, de posicionamiento ideológico de la murga que también hacen que de alguna forma, voces que por ahí no se escuchan, tengan un espacio, un micrófono y mucho auditorio para escuchar. Creo que por ahí pasa un poquito esto, la gente que vos vayas a entrevistar que hace murga uruguaya son personas apasionadas de la murga, a uno la murga lo enamora justamente por esa relación de amistad que se genera entre las personas que la componen. No solamente los músicos sino toda la gente que está atrás, que son los plomos, los maquilladores, vestuaristas, la puesta en escena, la iluminación, el sonido, hay un montón de gente trabajando en el espectáculo y eso hace que se arme como una comunidad que es muy linda, agradable.

Integrantes de “La Desbocada”

CUERDA DE PRIMOS:

Guillermo Del Pino; Juan Rivas; Diego Ochoa; Camilo Céspedes; Sergio «CHECHO» Rosa

CUERDA DE SEGUNDOS:

Esteban Mannarino; Alejandro Segovia; Matías Allende; Manuel Allende; Hernán “BOCHA” Rosa

CUARDA DE SOBREPRIMOS:

Rodrigo De Brix; Federico Palacio

BATERIA:

Luis «PUPI» Simino; Federico Figueroa; Gianluca Sementilli

ARREGLOS Y DIRECCION:

Facundo Céspedes

VESTUARIO: Ana Viera; Victoria Borghini; Hernán Bono

MAQUILLAJES: Camila Villalba y Valentina Marín

LETRAS de SALUDO Y DESPEDIDA: Julieta Ruiz

DISEÑO GRÁFICO: Leandro Ziero

SONIDO: Facundo Peralta

ILUMINACION: Nacho Bellini

Redes sociales:

Facebook: La desbocada Murga

Instagram: @ladesbocada

Youtube: La Desbocada Murga

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *