La importancia de arreglarte durante la cuarentena

La importancia de arreglarte durante la cuarentena

Salir, correr, caminar, algo. Tenemos una vida muy activa y de repente todo se ralentiza. Pero ¿Por qué perder los hábitos diarios como vestirnos bien, maquillarnos, etc?

En estos tiempos de confinamiento, donde las redes sociales son ahora la única ventana (más allá de los medios de comunicación) al mundo exterior, entrenadores que levantan el ánimo de una población enclaustrada, amigos que consiguen dispersar la mente preocupada de un mundo amenazado por el coronavirus. Los influencer en Instagram nos muestran cómo peinarse, maquillarse o vestirse. Más allá de incentivar el quedarse en casa, estos vídeos buscan que la gente se mantenga activa durante la cuarentena. Porque ir en pijama todo el día no es una opción, y eso no lo dice cualquiera, sino el gremio de psicología.

Es importante entender que la situación que estamos viviendo cumple muchos de los parámetros para generar alto estrés: es novedosa, su desarrollo es difícil de predecir y además es una amenaza directa y muy real a la salud, la ansiedad que puede generar esta situación se debe a la sensación de descontrol. Nosotros no tenemos control sobre cómo va a funcionar la enfermedad pero sí podemos influir en el cuidado de uno mismo para hacer lo más normal posible esta situación atípica.

El acto de vestirse, ya sea con ropa deportiva o con traje, es clave para mantener la estructura básica del día. Así, y para poder rebajar los niveles de estrés, es necesario mantener una estructura del día: levantarse e irse a dormir siempre a la misma hora, desayunar, mantener un mismo horario para el trabajo y, sobre todo, vestirse. Tenemos que hacer un esfuerzo para fijarnos objetivos específicos acerca de cómo vamos a querer afrontar esta cuarentena. Podés hacerlo en pijama, de gala o deportiva. Y esa decisión tendrá un impacto psicológico u otro.

Ir en pijama durante la cuarentena, es uno de los elementos que, unido a otros factores como el no tener horarios, provoca que la estructura del día se te diluya y por ende, tus ritmos circadianos se vean afectados. Por ejemplo, provocando que tengas sueño de día e insomnio de noche. Además, este estado tiene una conexión con la estabilidad emocional.

Podés enterarte de las últimas novedades en nuestras redes sociales de Facebook e Instagram, como Amikas y Amikitos.

(*) Facebook e Instagram: Amikas y amikitos.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *