La importancia del agua para las mascotas

La importancia del agua para las mascotas

El agua es el nutriente más importante para el organismo, aunque los animales pueden vivir después de perder casi toda su grasa corporal y más de la mitad de sus proteínas, una pérdida de tan solo un 10 por ciento del agua corporal les provoca la muerte.

En el organismo el agua permite el transporte de nutrientes y de deshechos, además regula la temperatura, conduciendo el calor por el torrente sanguíneo desde los órganos que están trabajando hacia la superficie corporal para eliminarla en forma de sudor mediante la transpiración. El agua es un componente esencial para la digestión normal, así como  también una parte muy importante es la eliminación de deshechos que se realiza a través de la orina.

Todos los animales experimentan pérdidas diarias de agua, a través de la orina en mayor cantidad y por las heces en menor proporción. La cantidad de agua que se pierde a nivel fecal es muy inferior en comparación con la cantidad que se absorbe a nivel intestinal y retorna al organismo durante la digestión. La pérdida de agua fecal se vuelve importante cuando hay alguna alteración a nivel intestinal produciendo cuadros de diarrea que llevan a una deshidratación y a la vez a la pérdida de minerales llamados electrolítos. Esta pérdida se debe reponer en forma urgente ya que sobre todo en cachorros y gatitos esto puede llevar a la muerte. También existe una pérdida de agua mediante la respiración, sobre todo en climas muy calurosos donde el jadeo de los animales constituye una pérdida importante de agua, pero este es un mecanismo de regulación de la temperatura.

Por todo esto es muy importante reponer diariamente las pérdidas de agua. El agua proviene fundamentalmente de tres fuentes principales: el agua presente en los alimentos, el agua ingerida, y el agua metabólica. Esta última es producto de la oxidación de los nutrientes. El agua ingerida por consumo voluntario tiene relación con varios factores como: temperatura ambiental, tipo de alimento (seco o húmedo), salinidad del alimento y ciertos estados fisiológicos como la gestación. También la relación entre ejercicio y consumo de agua es muy importante.

Mantene a tu mascota siempre con agua fresca y a temperatura ambiente. Nunca muy fría (congelada) ni tampoco caliente, siempre cerca de su alimento y en un lugar donde no se pueda derramar. Si te vas de viaje procura dejar una fuente de agua constante para la mascota.

Recordá que desde DeliveryPet hacemos envíos a domicilio de alimentos balanceados para perros y gatos, podés hacer tu pedido vía WhatsApp al 3434707099.

(*) Facebook: DeliveryPet

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *