Los gorros de lana, ¿Son perjudiciales para el pelo?

Los gorros de lana, ¿Son perjudiciales para el pelo?

Es importante que tengas en cuenta los principales cuidados que necesita tu pelo en invierno. Por eso, te contamos en la nota algunos tips que te ayudan a cuidarlo.

Los gorros de lana, muchas veces señalados como los causantes de un pelo quebradizo, sin brillo, opaco, aplastado y, por qué no, de la caída. Cubrir el pelo o usar gorros de lana no va a generar que el pelo se caiga para nada, pero es posible que tu pelo sí sufra ciertos cambios, sobre todo si el uso es excesivo y no se tienen en cuenta algunas pautas.

Tips para el uso de gorros

Lo primero y fundamental es que el gorro que te pongas permita que tu cuero cabelludo transpire, por eso es recomendable usar gorros de lana cuyo tejido no sea muy ceñido, pero que además no te queden muy ajustados, eso hay que evitarlo porque de lo contrario nuestro pelo en invierno se va a ver especialmente perjudicado porque no le estará llegando a los folículos la sangre necesaria.

También, es importante que uses los gorros para cubrir el pelo cuando estés a la intemperie, en la calle o en lugares que hace mucho frío. Esto quiere decir que, es mejor evitar considerarlos un accesorio más, y por ende tenerlos todo el tiempo puestos. Es fundamental usar gorros de lana con el cuero cabelludo limpio, ya que cuando la raíz no está totalmente libre de impurezas o suciedad, la mezcla de ésta con el sudor pueden debilitarlo e incluso propiciar la caída. Evitá cubrir el pelo cuando estés en lugares reparados del frío como por ejemplo tu casa o trabajo, y mucho más si está prendida la calefacción.

Cuidar el pelo en invierno representa combatir básicamente dos enemigos: el viento y la calefacción.  En cuanto al frio, una buena alternativa es usar gorros de lana que, sin embargo, te tenés que sacar cuando estás en ambientes calefaccionados.  En cuanto al viento, decimos que es “enemigo” del pelo en invierno porque además de aumentar el encrespamiento, funciona a modo de secador permanente. Esto quiere decir que abre la cutícula y lo reseca en exceso, además de ensuciarlo más debido a que arrastra toda la contaminación.

(*) Estilista.

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *