Los niños y el uso de anteojos

Los niños y el uso de anteojos

Los niños deben participar en la elección de sus anteojos. De esta forma, tendrán mayor confianza, seguridad y autoestima, y habrá más probabilidad de adhesión a su uso.

Es habitual que los chicos no quieran sentirse diferentes entre pares y desarrollen algún complejo si tienen que usarlos. Se requiere del apoyo de los padres en la toma de la decisión, ya que el uso o no de lentes y como consecuencia, una mala visión puede constituir un problema de autoestima.  Los chicos que no ven bien tienden a frustrarse con más facilidad, a tener dificultad en el aprendizaje, para concentrarse, a sentirse menos que sus pares y a generar dolores de cabeza con frecuencia, entre otros. Los padres deben demostrar una actitud positiva ante los lentes de tus hijos y ayudarlos a sentir orgullo y confianza en sí mismos.

Gracias a los avances en lentes delgados y livianos y a la existencia de una amplia variedad de armazones discretos o llamativos y de moda, los chicos tienen más alternativas y, seguramente, se entusiasmen con la idea de usar anteojos para parecerse a los mayores o para expresar un estilo personal. No está de más recordar que muchos personajes infantiles los usan y pueden servir como modelos. Como padres, hay que estar atentos para aconsejarlos para que controlen la situación por sí mismos. Conservar el sentido del humor suele ser muy útil. Una manera de obtener el agrado es asegurarse que los chicos se sientan parte del proceso de selección de los marcos: es un aspecto importante para que los usen y los cuiden. Los menores gozan de libertad para elegir el estilo, el color y la forma de los anteojos.

En Óptica Schellhas tenemos los lentes para vos. Pasá por nuestro salón ubicado en Urquiza 1043, de Paraná, y llevate las tuyas.

(*) Urquiza 1043, Paraná.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *