Los vómitos en perros: precauciones y cuidados

Los vómitos en perros son algo muy común, pero es importante tomar una serie de medidas y precauciones para que no vayan a más. Pueden no ser nada o sí, aunque en ambos casos no es cómodo para tu mascota y por eso tenés que ayudarlo a que esa incomodidad se calme cuanto antes. Aunque

Los vómitos en perros son algo muy común, pero es importante tomar una serie de medidas y precauciones para que no vayan a más. Pueden no ser nada o sí, aunque en ambos casos no es cómodo para tu mascota y por eso tenés que ayudarlo a que esa incomodidad se calme cuanto antes.

Aunque los vómitos no tienen por qué alarmarnos, si ya ha pasado un tiempo prudencial (2 días a lo sumo) y tu perro sigue vomitando, lo mejor es que vayas al veterinario cuanto antes.

Pero mientras tanto, intentá esto para que tu perro se sienta mejor:

  • No le des alimento durante al menos dos horas después de sus primeros vómitos. Esto permitirá que su aparato digestivo se recupere.
  • Agua en pequeños intervalos: los vómitos en perros hacen que el animal se deshidrate, por lo que necesitará beber agua. Deberá ser administrada en pequeñas dosis, ya que si le damos demasiada, el agua lo hará vomitar de nuevo.
  • Dieta blanda: si tu perro ha dejado de vomitar por al menos seis horas podrás darle algo de comer. Eso sí, deberá ser dieta blanda, lo mismo que darías a un niño con vómitos. Lo recomendable es un poco de arroz y un poco de pollo hervido sin piel, huesos ni sal.
  • No mediques a tu perro: aunque haya quien te recomiende algún tipo de medicamento, no te fíes. Estos deben ser supervisados por el veterinario. Que haya funcionado a otro animal no significa que lo hará con el tuyo. Dar un medicamento no prescrito solo podría ocasionar más daño a tu mascota.
  • Incluir su alimento: después de dos días, en los que se supone que el tiempo entre vómitos se ha ido alargando, podremos comenzar a incluir el alimento normal de nuestra mascota con la dieta blanda, siempre a partes iguales.

Cuándo los vómitos en perros son peligrosos: hay casos en que los vómitos pueden ocasionar males mayores en tu perro. Debés vigilarlo de cerca, a él y también a su vómito. He aquí varias causas por las que deberías tomar acción inmediata:

  • Si encontrás plásticos.
  • Olor fuerte.
  • Sangre.
  • Exceso de saliva.
  • Regurgitar. Si sigue regurgitando a pesar de no tener nada e intenta vez tras vez vomitar de nuevo, es mejor acudir al médico.

Son muchas las cosas que podás hacer en casa por cuidar de tu mascota cuando tiene vómitos, pero si no conseguís saber la razón, tenés dudas o notás algo extraño, acudí al veterinario.

Recordá que desde DeliveryPet hacemos envíos a domicilio de alimentos balanceados para perros y gatos, podés hacer tu pedido vía WhatsApp al 3434707099.

(*) Facebook: DeliveryPet

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *