Nicolás Batalla: la radio y el Jiu Jitsu son mis dos nortes

Nicolás Batalla: la radio y el Jiu Jitsu son mis dos nortes

Su nombre completo es Nicolás Gabriel Batalla Cabrera, tiene 29 años y es la voz de las tardes de la radio F5, estudió Comunicación Social, canta, actúa y práctica Jiu Jitsu, un arte marcial de origen Indio. Santafesino de nacimiento y paranaense por elección. Es un obsesionado de su trabajo y busca constantemente nuevos desafíos.

Su nombre completo es Nicolás Gabriel Batalla Cabrera, tiene 29 años y es la voz de las tardes de la radio F5, estudió Comunicación Social, canta, actúa y práctica Jiu Jitsu, un arte marcial de origen Indio. Santafesino de nacimiento y paranaense por elección. Es un obsesionado de su trabajo y busca constantemente nuevos desafíos.

La radio y el Jiu Jitsu son, sin dudas, sus pasiones, sin embargo por sus venas corren habilidades artísticas que sabe aprovechar muy bien y que las demuestra a través del canto y la actuación. Integró una banda de rock y actuó para cortometrajes locales y regionales, en una entrevista con Mujeres Divinas, nos cuenta sus experiencias y nuevos proyectos. 

¿Te sentís paranaense?

Si, nací en Santa Fe, pero me vine de chiquito con la familia, mis viejos y mis hermanos. En Santa Fe quedaron mis tíos, primos, abuelos, todo el resto. Pero toda mi formación la hice en Paraná, me siento más paranaense que santefesino. Empecé acá primer grado, hice primaria, secundaria y la universidad. Los laburos y todo lo que soy lo conseguí en Paraná.

¿Estudiaste Comunicación Social?

Sí, pero no terminé la carrera, sólo la tecnicatura (el título intermedio). Me quedaron 3 materias y la tesis. Me cansé un poco con la carrera. Empecé a laburar en otra radio, después en F5 y por ahí veía algunas cositas del laburo que no me cerraban con la carrera, había cierta incompatibilidad que no me gustó. Una vez que empezás a laburar, a tener tus mangos, la carrera va quedando.

¿Cómo llegaste a la radio?

Empecé en radio RD en Cervantes y Córdoba, cubriendo una suplencia de una piba que se fue vacaciones, estuve dos semanas haciendo producción para un programa político. Después, a mitad de año, esta chica se fue a Europa y me volvieron a llamar, y se dió la posibilidad de tener en esa radio un programa los días jueves. Con el grupo de producción, era un magazine y se llamaba “Locos en el aire” (2011). Éramos pibitos que no teníamos mucha noción, más que lo que aprendimos en la Facultad y dijimos bueno vamos a hacer un programa de radio. Y ahí era mucho de escuchar otras radios para ir aprendiendo y además era a pulmón. Teníamos 21 o 22 años, nos regalaron el espacio, nos dijeron hagan lo que quieran. Eran los jueves de 19 a 21 hs. Después se fue disolviendo, no sacamos un peso ni a palos.

¿Y en F5 cuando comenzaste?

Un día me llaman de Libertad Productora para hacer unas prácticas en Santa Fe 322. Cuando me dicen esa dirección no me imaginaba que era la F5. Había visto los carteles de la radio con todas figuras locales, y yo decía, uh esta radio de acá debe estar buena, porque además uno veía que se estaba imponiendo. Cuando veo el edificio digo esto es F5, subo, y sí, era la radio. Y me ofrecen para hacer prácticas para estar durante dos meses en el verano de 2014. El programa se llamaba Parador F5, hice las prácticas, tuve la posibilidad de conocer ahí al operador Leo Parodi que era un fenómeno, te hacía sentir un poco parte y además tenía experiencia en ese tipo de radio, con cronómetros, con cuenta regresiva para entrar sobre las canciones, con un lineamiento estético que yo desconocía. Hice las prácticas y al final se ve que les gustó y empecé en enero de 2014 en F5 por las tardes de 16 a 21 horas, hasta el día de hoy. Una vez pregunté cómo dieron conmigo, me dijeron, nos dieron tu número y hasta hoy no sé quién me recomendó.

¿Por qué elegiste la radio y no la televisión o un medio gráfico?

Ya desde la facultad me di cuenta sin querer que audio me gustaba, hice redacción, pero audio me parecía fácil. Me pareció tan fácil que dije seguramente esto lo puedo aprender hasta de autodidacta. La radio como estaba dada en la Facultad, era espectacular, porque era con el ejemplo. Los mensajes tienen que ser claros y sencillos, y la cátedra fue dada de esa manera, muy clara, didáctica. Yo escuchaba mucho radio, pero no radios locales sino nacionales. Pergolini siempre me encantó. Después también escuchaba a Andy Kusnetzoff en la Metro. Esa era la radio que me gustaba, no sé si por el contenido o por esa cosa descontracturada, que no sé si logro hacer en F5 porque son otros parámetros. También me gusta Dolina, Larrea, Cerfoglio en la 100. Pero Pergolini y Andy eran como los que más me gustaban en ese momento. Entonces dije, me gustaría hacer algo de radio similar, a mi manera, con mis virtudes y limitaciones, pero hacer algo que se entienda, que sea entretenido. Creo que en F5 hay como todo un marco que te lleva a eso, a generar buena onda.

¿Hacés producción también o solo locución?

En F5 soy como un animador en la radio, no me gusta decir locutor porque siento que tuve que haber estudiado locución, pero en F5 todo lo que sale al aire lo busco yo mismo, lo hago medio en simultáneo, no es que estoy una hora antes y digo hoy hablamos de esto y aquello. Sino que hay reglas que hay que ir cumpliendo, cada cuanto tiempo entrar, la apertura después de tanda, las ruedas de noticias justo a las y media, pero dentro de todo ese sistema de reglas yo me produzco. Entro a diferentes portales, por ejemplo un jueves hablo de cine porque están los estrenos. Entonces cuando llego a la radio trato de surtirme de un montón de notas, de deportes, de ciencia y tecnología, salud y alimentación. Tenemos dos monitores, uno con noticias y otro con deportes. Y de ahí vamos actualizando las noticias también.

Sos una de las voces más escuchadas de la F5, ¿por qué pensás que la gente te elige?

Creo que, sin desmerecerme porque tengo un gran ego, es un poco por la radio, porque suena bien, tiene buena artística, están bien empalmados los temas, hay laburo detrás. Cada cosa que está en la radio está pensada. Tiene conceptos claros. Después creo que debo generar cierta empatía con algunas cosas que cuento. Trato de ponerle mi impronta, si me equivoco me río, no corrijo, eso también descontractura un poco y si uno está escuchando capaz hasta se ríe del error que tuve, no lo veo como algo tan grave. Es distinto un error en un magazine donde contás una noticia y pifiaste y el operador te tiró un efecto de risa, a una tanda de noticias formal, ahí no podés errar. En Aliadas por ejemplo, que es locución comercial, no podés pifiar porque son los auspiciantes.

Ya que mencionaste Aliadas, ¿cuál es tu función ahí?

En Aliadas me llaman a fines de 2017 porque el locutor que tenían viajaba. Me contacta Danisa Todoro por medio de César Abraham que en ese momento estaba en F5. De las chicas conocía algo que había visto en las redes, pero no tenía idea de qué se trataba el programa. Cuando me llaman, dije hay que ir, porque lo veía como un gancho para la televisión. Fui al primer programa, vi que había buena onda de laburo. Me gustó el detrás de cámara, les pedí un disco de programas anteriores para saber lo que hace el locutor, porque cuando fui no estaba y eran ellas mismas las que hacían las publicidades. Así que cerré por 2017 con la intención de ver luego qué pasaba para el 2018. Creo que les gustó el laburo y empecé el 2018 a meterle un poco mi impronta. Las chicas te dan espacio para que juegues un poco más, así que me gusta la tele sin estar en cámara.

¿También cantás?

Si. No estudié canto, pero siempre me gustó la música. Cuando tenía 15 o 16 años, Milton un compañero de la escuela, amigo de toda la vida, se había comprado una batería. Tener una batería no era como cualquier instrumento, con la batería había que tener una banda de rock. Justo otro pibe tenía una guitarra eléctrica, que tampoco era como una guitarra común. En esa época escuchábamos La Renga. Empezamos con la banda y yo empecé a cantar. Recuerdo que los pibes me dicen, sos afinado, das con las notas. Entonces me largué a cantar, uno pierde el miedo, se libera, cantar delante de gente que no conocía, hicimos varias presentaciones.

¿Y cómo se llamaba la banda?

La banda se llamaba Cenit. Después un pibe se fue, y vinieron otros, uno que tocaba la armónica. La banda dejó de hacer temas de La Renga y covers para hacer algunos temas propios y más tirados al rock y el blues que eran los géneros que mejor nos salían. Después sí canté en algunos otros proyectos que me han invitado, de hecho hay un chico, Juan Manuel Guerrero, un pianista de acá de Paraná, que va a sacar un disco, que lo está terminando y hay uno de los temas que me pidió una colaboración para hacer algunas voces.

Así que radio, música y actor

Tampoco estudié actuación, pero sí, actué en Urbanos un cortometraje realizado en Paraná, dirigido por un amigo, Nahuel Beades. Este amigo me dice, tenés que actuar en Urbanos, pero primero tenés que hacer el casting, porque el proyecto era muy ambicioso, recibió una gran suma de dinero del INCAA. Nahuel no se iba a arriesgar a meterme sin saber cómo reaccionaba ante la cámara. Hice el casting y me dieron el papel. Me tocó hacer de un borracho que sale de un after office, el capítulo se llamaba Simón. El borracho sale tipo 23.30 del after se sube al colectivo y en esa vuelta a la casa, de corbata, un pibe clase media alta, se encuentra con unas chicas que van a salir de joda. Se cruzan, el chico medio que las acosa a las pibas, y hay toda una situación ahí… el resto hay que verlo – dice entre risas -. Me encantó la experiencia porque en radio está el operador, un vidrio, el micrófono se prende y estoy yo, acá tenés el pibe que te microfonea, dos cámaras, director, guionista, el iluminador, y la escena capaz que son dos personas nomás. Pero cuando dicen acción tenés toda la gente alrededor tuya que está mirando y vos tenés que hacer una línea de acción. Era fuerte, pero me encantó, todo el desafío de montar una escena, de hecho fui a otros casting porque me gustó. En algunos quedé y en otros no, el último que hice fue un extra en Animalia que es una ficción que hizo Santa Fe. Era como de zombies, de salvajes. Animalia creo que está en post producción, Urbanos está en www.fwtv.tv que es una plataforma donde suben distintos contenidos, programas de deporte, de cocina, de todo. Y entre ellos hay ficciones y dentro de los cortometrajes está Urbanos. Además es una ficción hecha íntegramente en Paraná. Urbanos son todas historias que ocurren arriba de un colectivo, nunca baja la cámara del colectivo. Hay historias algunas románticas, otras con más peso, pero en general es apto para todo público.

¿También practicás Jiu Jitsu?

Si, es mi pasión. Era un hobby, empecé de esa manera. Pero una vez, uno de los profesores que tuve me dijo, si vos lo estudiás esto es como una carrera universitaria, necesitás diez años para graduarte de faixa preta (cinturón negro) y ahí lo empecé a ver de otra manera. Me apasiona y lo veo así, como una carrera.

¿Y cuánto hace que lo practicás?

Empecé en 2009. Soy cinturón marrón con dos danes o dos graduaciones, me faltan dos graduaciones más y después ya cinturón negro.

¿Es un arte marcial?

Sí, es un arte marcial que tiene origen hace miles de años en la India con Monjes Budistas, después se pasa a Japón. Es un arte de defensa, no hay golpes, son todas palancas, extrangulamientos, luxaciones, es un arte marcial super agresivo por lo que puede en potencia generar, pero no hay golpes, no es que te lastimás todo el tiempo. No hay golpe directo, pero se trata de doblegar al otro, retener a alguien. El Jiu Jitsu tiene una frase hecha que es “Dios creó a los hombres fuertes y débiles y el Jiu Jitsu los igualó”. Porque un pibe débil físicamente que sepa aplicar bien las técnicas del Jiu puede doblegar sin ninguna duda a alguien más grande, con más fuerza, más pesado.

Hoy por hoy la radio y el Jiu Jitsu son mis dos nortes, Jiu Jitsu no voy a dejar jamás. Y me gustaría algún día si se puede mezclar, o comunicar cosas que tengan que ver con el arte marcial.

Nuevos proyectos

Estoy haciendo ahora, y le quiero meter un poco más, al tema de grabar publicidades pero para redes sociales, porque estoy viendo que hoy pasa todo por las redes, Facebook, Instagram, Twitter. Pero hasta ahora es toda imagen, entonces digo, si se le puede meter algo de audio mejor.

Instagram: @nicolasgbatalla

Facebook: Nicolás Batalla

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *