Nuevos hábitos en fiestas infantiles

Nuevos hábitos en fiestas infantiles

Miniboliches, payasos, princesas, spa para chicas, superhéroes y grandes cantidades de azúcar. La industria de las fiestas infantiles se ha desarrollado de la mano del consumo y nuevos hábitos de los niños. A principios de la década de los 90, entraron al mercado las fiestas en casas de comidas rápidas y después los salones comerciales

Miniboliches, payasos, princesas, spa para chicas, superhéroes y grandes cantidades de azúcar. La industria de las fiestas infantiles se ha desarrollado de la mano del consumo y nuevos hábitos de los niños.

A principios de la década de los 90, entraron al mercado las fiestas en casas de comidas rápidas y después los salones comerciales y, para luego ir sumándose las casas de alquiler de castillos inflables, candy bar, peloteros y plazas blandas; hasta llegar a los marcos para selfie con motivos infantiles; animadores, actores y “profes”; canchas de fútbol que organizan cumpleaños para varones; superhéroes y princesas que van como invitados estrella; eventos “llave en mano”, como pijamadas y spa para niñas de 4 años, con relax, limpieza de cutis, maquillaje y desfile de moda incluido.

Tiempos modernos

Vivimos en casas cada vez más chicas, con menos tiempo y recurrimos al “no hay tiempo para organizar todo en casa”, ni hablar de “cómo queda la casa después de una fiesta”, por eso recurrimos a salones. Los salones de fiestas infantiles son casonas abiertas, con patios y hasta granjas. El servicio dura dos horas y media y las familias sólo deben llevar la comida para los adultos. Más tiempo es más plata.

(*) www.celebremosonline.com

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *