Ortodoncias en adolescentes

Ortodoncias en adolescentes

Podría parecer que usar aparato forma parte de ser adolescente, no siempre es así, es cierto que una amplia mayoría de los adolescentes puede beneficiarse de recibir tratamiento con ortodoncias.

Una sonrisa hermosa y saludable contribuye a aumentar la autoestima y la confianza de un adolescente. Las ortodoncias pueden ofrecer una sonrisa sana y fabulosa para toda la vida y es una inversión que merece la pena. Por fortuna, en la adolescencia temprana podemos cambiar la posición de los dientes y su relación con los maxilares ya que contamos con potencial de crecimiento. En ocasiones, es difícil determinar la etapa de crecimiento en la que se encuentra el adolescente.

No sólo es el crecimiento craneofacial la única incógnita, el tamaño dental tampoco lo sabemos con precisión. Empezamos los tratamientos en dentición mixta, es decir cuando en boca existen dientes temporales juntos a definitivos, porque este es el momento en que más fácil es conseguir espacio, como por ejemplo el aumento del paladar o impedir que se pierda, pero no sabemos el tamaño de los definitivos que están dentro del hueso sin erupcionar. En las radiografías no se ven a tamaño real, nos informan de la localización, pero no del tamaño, por lo que a veces, nos vemos obligados a cambiar el plan de tratamiento inicial, alargando el tiempo estimado inicialmente.

Pero no hay que olvidar que la falta de higiene, la falta de colaboración y las ausencias a las citas, alargan mucho más el tratamiento que las incógnitas de la naturaleza. En los adolescentes los problemas más comunes son dentales “dientes amontonados o separados” y esqueléticos los huesos maxilares tienen diferente tamaño, y existe un mal encaje de las arcadas dentales que se podrá reflejar en la cara. Estos problemas se corrigen con ortodoncia y ortopedia.

Diego Grubert, odontólogo,  trabaja con esmero diariamente para ayudar a mejorar las sonrisas de niños y adolescentes de nuestra ciudad.

(*)Odontólogo.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *