Paola Herrera: Un buen comunicador de radio tiene que llevarte a otro lugar de una manera casi mágica

Paola Herrera: Un buen comunicador de radio tiene que llevarte a otro lugar de una manera casi mágica

Oriunda de Comodoro Rivadavia, Chubut se graduó de locutora en Eter (Paraná) luego de haber pasado por la carrera de Comunicación Social en su ciudad de origen. Desde 2012 es la locutora de las mañanas de la radio F5, conquistando a los oyentes con su particular voz. Su nombre completo es Paola Viviana Herrera, tiene

Oriunda de Comodoro Rivadavia, Chubut se graduó de locutora en Eter (Paraná) luego de haber pasado por la carrera de Comunicación Social en su ciudad de origen. Desde 2012 es la locutora de las mañanas de la radio F5, conquistando a los oyentes con su particular voz.

Su nombre completo es Paola Viviana Herrera, tiene 42 años y dos hijos adolescentes, Santiago (15) y Camila (13). A su pasión por la radio le sumó el running, logrando subirse al podio en muy poco tiempo. En un diálogo con Mujeres Divinas Paola nos cuenta sus experiencias en radio, sus secretos para ser una buena profesional y sus desafíos para el futuro.

¿Cuáles fueron tus primeras experiencias en radio?

Mientras vivía en Comodoro Rivadavia tuve la posibilidad de estudiar Comunicación Social y empezar a trabajar en el primer año de la Facultad en radio, aunque mi idea era recibirme y trabajar en prensa gráfica. Pero se abrió una radio comunitaria en mi barrio y ahí comencé a hacer radio, tenía 19 años. Estuve un tiempo ahí y después en otra radio un poquito más grande y a los 4 años ya estaba trabajando con el locutor que escuchaba desde chiquita en casa, para mí fue un logro muy grande. Me casé con un chico cordobés así que me fui a vivir a Córdoba, estuve nueve años viviendo en Villa Dolores, una ciudad que está en el oeste cordobés. Seguí haciendo radio, por supuesto, mi pasión y ahí tuve la posibilidad de conducir a la mañana un magazine con dos compañeros más. Lo que te da la oportunidad de hacerte cargo de entrevistas, de recibir gente en el estudio, enriquecés muchísimo lo que es el trabajo. Tal es así que en 2008 recibí el premio “Mejor labor en radio” por el programa Agenda Abierta de radio Libertad. Y a fines de 2011 me vine a Paraná, me divorcié y empecé a conocer esta ciudad de la que me enamoré y me quedé. Vine de paso en realidad por un tiempo y me quedé.

¿Y por qué elegiste Paraná?

Porque tenía mi familia viviendo acá hacía un tiempo. Ellos trabajan en Fuerza Aérea y por cuestiones de trabajo estaban hacía tres años acá, entonces decidí venir a pasar un tiempo con ellos, soy muy familiera. Me fui quedando y por ahora sigo acá.

En Comodoro estudiaste comunicación ¿y locución?

Estudie comunicación, no terminé la carrera. Estando acá en Paraná tuve la oportunidad de cursar locución y egresé con un grupo de gente divino de esta ciudad que está haciendo radio, que trabaja en televisión, un grupo muy lindo. Terminé en 2015 la carrera de locución con el mejor promedio de la promoción en el examen habilitante como Locutora Nacional en Eter (10 en radio y 9 en Tv).

¿Tu primer programa propio de radio dónde fue?

Fue en Comodoro, un magazine los sábados y después, lo grande para mí, fue un programa de verano también en Comodoro y como la ciudad está al lado del mar el programa se llamaba “Sonidos desde la costa” y con mis 20 años conducía a la tarde, un gran desafío. Las primeras experiencias en radio quedan grabadas.

¿Cómo fue tu llegada a la radio F5?

Estaba hace unos meses viviendo en Paraná, y por un contacto del trabajo de mi familia me dijeron que estaban necesitando personal en la productora. Entonces me acerqué con mi carpetita, mi Currículum, un demo de los programas que había hecho, participé de un casting en vivo y a los tres días me llamaron para empezar. Antes solían hacer casting de locutores de acuerdo al perfil que necesitaban. Entré para hacer un programa de 14 a 18 horas, estuve un tiempo de tarde y después pasé a la mañana, de 8 a 13 horas. Tenemos el informativo cada hora y llevamos actualidad.

¿Qué es lo que más te gusta de la profesión?

Llegar a la gente, poder estar en muchos lugares y llegar con el contacto de una manera que quizás vos no podés llegar a dimensionar, te das cuenta con el mensaje que te llega a la mañana, o el llamado telefónico, cómo te haces parte de la vida cotidiana de muchas personas que vos por ahí ni te imaginás. No solamente llegás con la información, con el dato, con lo que ellos necesitan saber en el día, sino también con la compañía, con el ida y vuelta que se da, hoy con redes sociales, a través de mensajes, es mucho más fluido el feedback que tenés con todos los oyentes y es realmente algo que, a mí en lo personal, me llena muchísimo.

¿No se te ocurrió pensar que las redes sociales pueden dejar de lado la radio?

Se habló mucho de eso. Pero yo creo que no, que la magia de la radio es algo que no se puede reemplazar con un contacto que vos tenés a través de redes. Las redes según como uno las utilice te acercan o te alejan, te encierran o te generan como un espacio virtual bastante irreal. La radio es esa compañía y es la posibilidad de imaginar que esa persona que vos estás escuchando es como vos querés que sea, y eso es lo que tiene de lindo la radio. Inclusive cuando hay muchos medios que retransmiten a través de cámaras, que tenés circuito cerrado y podés verle las caras cuando están hablando está bueno y no, porque yo creo que la magia esencial es otra cosa. Por ejemplo, cuando empecé a estudiar comunicación, uno de mis referentes era Alejandro Dolina, porque tenía esa magia de hacerte ubicar en espacios o tiempos o con personas. Yo creo que un buen comunicador en radio tiene que hacer eso, instalarse en tu lugar o llevarte a otro lugar de una manera casi mágica. Creo que eso no se puede reemplazar.

¿Qué otra profesión hubieras elegido?

Pasé por varias, de chiquita veterinaria, después me gustaba mucho la parte de psicología, de hecho casi toda mi secundaria pensaba en seguir psicología, cambié a último momento por comunicación. Siempre me gustó escribir, entonces cuando empecé a cursar comunicación lo hice con la idea de trabajar en prensa gráfica, no tenía pensado hacer radio porque era muy tímida. No me imaginaba hablando frente a un micrófono. De hecho cuando empecé en la primera radio era asistente de producción, la encargada de coordinar notas, pero no hacer micrófono. Y se fue dando de a poco, pasar un mensajito, aportar un dato, decir algo en off.

¿A quién te gustaría entrevistar?

Yo dejo que la vida me sorprenda, porque he tenido la posibilidad de entrevistar a gente muy especial, por ejemplo una de las cosas que me quedó muy grabado fue una mañana que entrevistamos a un sobreviviente del Holocausto y vivía en la ciudad donde, estaba haciendo la nota, el hijo de un militar de ese mismo lugar. Entonces los tuve en la mesa a los dos y el mensaje de la persona que sobrevivió fue muy rico para toda la gente. Me gusta entrevistar a gente que nos pueda dar lecciones de vida, que sea capaz de sobrevivir y de pasar todo lo que pasó con una sonrisa, tener mensajes positivos.

¿Cuál considerás que fue la nota más difícil que te ha tocado realizar?

Me han tocado varias difíciles. Un dos de abril tuve que entrevistar a un veterano de Malvinas que lloraba desconsolado y le pedía perdón al país por no poder recuperar las Islas. Cómo remas esa nota, cómo no te emocionás y sufrís con él, porque después de todo lo que vivió pide disculpas.

¿Qué se necesita para ser una buena profesional?

Pasión. Yo creo que todo lo que vos hacés con pasión y compromiso sale bien, ser responsable a la hora de comunicar en el caso de una persona que está frente a un micrófono, o frente a una computadora para escribir, yo creo que hay que ser muy responsable porque no sabes hasta dónde puede llegar tu mensaje, quién lo puede recibir y de qué manera. Creo que hay que hacer las cosas con el mayor respeto posible hacia el otro, formándote permanentemente, buscando crecer en tu campo, pero ponerle el corazón, porque sin eso la cosa vuelve a ser muy mecánica y no llegas con tu mensaje, por impecable que sea. Si no le pones una parte de tu persona, de tu toque personal, no vas a llegar.

¿Cómo se hace para marcar tendencia en una ciudad como Paraná donde hay una enorme cantidad de radios?

Creo que uno tiene que permanecer fiel a su estilo, a su manera de hacer radio y a su forma de llegar con el mensaje, saber qué es lo que uno quiere decir y mantenerse original. He escuchado compañeros decir, yo quiero ser o hablar como tal, y yo creo que el molde es el de uno, y tiene que tratar de ser como uno, sin buscar imitar. Está bien tomar ejemplos y modelos de personas que por allí tienen cualidades que vos quisieras tener al momento de ser comunicador, pero vos tenés que tener un estilo propio, generar tu propio perfil porque no sirve ser una copia de, no marcas la diferencia siendo una copia de.

¿Qué otras actividades realizás además de la radio?

Hace un tiempo descubrí otra pasión que es correr. Empecé acá en Paraná, es una ciudad donde hay muchos deportistas y hace dos años y medio empecé a correr con una amiga acá en el parque Urquiza y después hace un año me integré a la Escuela Municipal de Atletismo, tenemos los entrenamientos en la playa del Thompson y ha sido una experiencia muy linda. Me ha cambiado mucho, me ha mejorado el humor, la energía. Empecé como para hacer algo y me apasioné muchísimo con este deporte. Tuve mis primeras satisfacciones en la maratón de Quique, salí primera en mi categoría, fue mi primer podio, muy emotivo. Después en Santa Fe corrimos la maratón de la Defensoría del Pueblo, también salí tercera en mi categoría. Me gusta mucho, es una actividad que me hace sentir muy bien.

¿Desafíos?

Volviendo a lo deportivo, mi gran desafío es hacer la media maratón ahora en mayo en Rosario, los 21 km. Seguir creciendo en esto de los medios y si se da un proyecto en televisión me encantaría concretarlo y en lo personal me gusta mucho viajar.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *