Ramiro Seliman, un docente que alienta la investigación científica y tecnológica en sus estudiantes

Ramiro Seliman, un docente que alienta la investigación científica y tecnológica en sus estudiantes

Ramiro Seliman es docente de la práctica profesional de la Escuela de Educación Técnica N°1 “Dr. Pedro Radío” de Victoria y todos los años forma un grupo con los alumnos que quieren participar de la feria de ciencias, es un poco áulico y otro poco extra áulico o extracurricular.

La idea nació porque yo practico windsurf en la Laguna del Pescado (en Victoria) y un día noté que el neoprene estaba con un polvillo blanco después de secarse y era sal que tenía, como cuando salís del mar. Ese polvillo queda en la piel y decidimos ver de qué se trataba, dice Ramiro en diálogo con Mujeres Divinas. Y bajo esa impronta decidimos junto a un grupo de estudiantes comenzar los estudios, que servirían como base para el proyecto de la feria de ciencias.

¿Cómo y porque surge la idea de la creación de un drone?

Luego de este primer paso, comenzamos con unos análisis que nos ayudaron a realizar los Laboratorios del Litoral de Rosario. Les mandamos las muestras y de ahí sacamos los primeros datos. También tenemos un contacto con Pablo de León investigador agro espacial de la Nasa que nos dio una mano para un contacto con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae),  quienes realizaron unas imágenes satelitales con un software especial, que las analizamos para ver más o menos la cantidad de clorofila que había en la laguna. Sin embargo la idea de diseñar un drone surgió a partir de que las muestras que íbamos a tomar eran manuales y tenían que ser muchas porque la laguna es muy extensa. La forma más fácil de hacerlo en mucha cantidad de puntos era con algo automático. A uno de los chicos se les ocurrió hacer un robot que los hiciera y ahí empieza todo a armarse con la forma de un drone acuático. Este drone toma muestras en “x” cantidad, por tiempo. Por ejemplo 4 muestras por segundo, o una muestra por segundo. Depende lo que nosotros le queramos programar.

¿Qué característica tiene el drone y cómo funciona?

Se asemeja a un catamarán, los materiales que se usaron fueron en su mayoría reciclados, excepto la electrónica que la compramos, una parte en Buenos Aires y otra parte se importó de China. Tiene una computadora de abordo como cerebro que es una placa arduino. No tiene cámara de vídeo, ni para hacer los análisis sino directamente sensores que toman la muestra a 60 cm más o menos de profundidad directa, sin cámara de recepción de agua.¿A través de que energía se alimenta?

Se alimenta por energía solar que le brinda energía al motor. Y en caso de días nublados tiene baterías de reserva.

¿Qué datos brinda este dispositivo?

Brinda datos de profundidad de la laguna, salinidad, PH, temperatura del agua. Hay algunas mejoras que nos gustaría hacer pero los insumos son muy caros, como por ejemplo medir el oxígeno disuelto en el agua, pero por ahora a eso no lo hemos hecho.

¿Dónde realizaron las pruebas?

Las pruebas que realizamos fueron en el río, en la playa y después directamente en la Laguna del Pescado que está a 5 km de la ciudad. Íbamos directamente ahí a hacer las pruebas.

¿Dónde presentaron el proyecto?

La primera presentación que hicimos del proyecto fue en la ciudad de Victoria, en la feria de Ciencias Nacional que se hace todos los años, ahí obtuvimos el pase a provincia. Luego fuimos a Gualeguaychú y allí participamos por tres días y ganamos el  premio para ir al nacional que se realizó en Córdoba en 2018. Allí obtuvimos tres premios, el mayor que es la competencia nacional de la feria, el otro fue un incentivo del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) que nuclea a todas las instituciones técnicas, de 17 mil pesos y el otro fue del Instituto Balseiro que ellos entregan una beca para participar una semana en los laboratorios del centro atómico del Instituto. Allí estuvimos una semana con todos los científicos participando de algunos experimentos. Después de eso, al año siguiente, decidimos participar de la feria Internacional de Medioambiente que se hizo en Concordia y ahí recibimos el premio para viajar a la ciudad de México a participar de la feria de Mecatrónica que se hace todos los años. En 2020 se hace en mayo y tenemos la idea de viajar pero estamos tratando de conseguir los fondos que son bastante elevados. Quizás algún político, la provincia o nación nos puede dar una mano para poder viajar.¿Quiénes integran el proyecto?

Los estudiantes Tomas Kochendoerfer, Joaquín Cabello, Agustín Maiocco, Guillermo Ávila, Franco Viera, Bárbara Espinosa, Victoria González, Bruno Tagliafico, Eliseo Mirleni, Santiago Vilches, yo como docente y Pablo Turchet (director).

¿Tiene nombre el drone?

Si lo llamamos Kanneonn.

¿Cuáles son los pasos a seguir?

Tratar de recaudar fondos de alguna manera, nos han llamado de Australia, México, Buenos Aires, pero el dinero todavía no alcanza para cubrir ni un solo pasaje. Creemos que si seguimos así no vamos a llegar. La idea es mandar alguna carta a provincia o directamente a nación.

(*) Periodista.

 

1 Comentario

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *

1 Comentario

  • Avatar
    Ramos José
    29 diciembre, 2019, 1:48 pm

    Muy bueno amigo….te felicito siempre hacia adelante, haciendo semilleros en nuevas mentes!!!

    REPLY