Sahumar: Limpieza de casas y ambientes

Sahumar: Limpieza de casas y ambientes

Cuando alguien percibe la necesidad de sahumar su casa, tiene que darle importancia a este hecho y prestarse a realizar la defumación pensada.

El requerimiento de un sahumado no es algo que surge de evidencias muy concretas. Surge de la percepción, de la intuición, del sentir. La acción del sahumerio la ejerce el aroma, la energía del mismo, la intención de quien lo prepara y la de quien realiza.

Señales a tener en cuenta

Lo que hay que tener en cuenta, fundamentalmente, es el sentir, ya que la verdadera acción del sahumerio se verifica a ese nivel. Si sentís que tenés que sahumar tu casa, tenés que hacerlo aún cuando no entiendas por qué. Por ejemplo, hay personas que al ingresar a su casa perciben una onda negativa que les cambia el humor y a veces sienten la necesidad de huir de ella sin motivos. Otras se deprimen dentro de su hogar y se sienten mejor fuera de él.

Pasos previos a una sahumada

Antes de realizar la sahumada es conveniente preparar el lugar. Para ello hay que limpiar y ordenar la casa. La suciedad es presencia de negatividad. Sahumar un lugar es llevar todas las mejores intenciones, pero muchas veces las fuerzas presentes en el lugar exigen de uno mucha dedicación y fortaleza para ordenarse.

El sahumado se realiza desde la última habitación hacia la puerta de calle. Se recorre cada habitación en sentido de las agujas del reloj, deteniéndose en cada rincón. Allí se hace una oración para pedir el orden de algún elemento, o con la intención que se persiga, haciendo girar el sahumador siete veces, siempre en el sentido horario, mientras el humo aromático invade el recinto. Los desplazamientos deben ser lentos, procurando realizar esta sahumada en momentos donde la casa esté tranquila, sin el tránsito de las personas. Y es muy conveniente que sea durante el día, así el sol y las fuerzas de la luz están presentes.

Cuando finaliza la sahumada dejá que termine de consumirse el carbón. Luego arrojá los restos al agua o en un cesto de residuos. Sahumar un lugar significa llevar al mismo un aroma determinado y una intención definida.

Ciertas hierbas se usan para purificar, limpiar y/o preservar un determinado lugar, o a las personas que están en el, de energías negativas, malas influencias, envidias, entre otras fuerzas.

  • Benjuí: aleja entidades negativas y atrae positivas.
  • Canela: atrae amor y acerca a la persona amada.
  • Incienso: es medio purificador y limpiador de excelencia. Atrae energías sumamente positivas y benefactoras.
  • Laurel: aleja entidades negativas. Favorece la armonía familiar. (se utilizan solo 3 hojas).
  • Mirra: aleja energías negativas y atrae las positivas. Forma parte del incienso sagrado.
  • Romero: atrae a los elementos de la naturaleza.
  • Ruda: corta la envidia y la mala influencia de personas.
  • Sándalo: estimula en la persona en su parte creativa y laboral. Propicia nuevas ideas y emprendimientos. Atrae clientes.

Dichas hierbas se usan a modo de defunciones, echándoselas sobre carboncitos encendidos y esparciendo el humo por el lugar, a modo de ritual y elevando una oración con el pedido y agradecimiento correspondiente.

En Essenza contamos con todo lo necesario para que realices la limpieza energética de tu hogar. Ventas por mayor y menor: Díaz Vélez 854, Paraná.

(*) Para Essenza.

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *