Sesiones Cake Smash

Las sesiones cake smash son una manera original y divertida de celebrar su primer cumpleaños. También son la excusa perfecta para realizarles una sesión de fotos y guardar un recuerdo de una etapa tan especial como es cumplir un añito.

El cake smash es una nueva tendencia en fotografía infantil. Se trata de una sesión de fotos muy divertida donde el principal protagonista es el bebé y una torta. Los resultados son increíbles, se sacan fotos preciosas de los bebés explorando su pastel, haciendo travesuras con él y llenándose de crema por todos lados. Es un divertido juego de aprendizaje y de exploración sensorial.

También es una oportunidad única para sus padres de inmortalizar el momento de su primer cumpleaños con fotografías que se convierten en un bonito recuerdo del primer año para la familia, que podrán mostrar a su hijo cuando haya crecido. Por lo general, se hace la sesión de fotos antes y suelen usarse las imágenes para las tarjetas recordatorio del primer añito.

Es importante que los papás notifiquen a los fotógrafos, en caso de algún tipo de alergia del bebé, para poder tomar los recaudos necesarios a la hora de la elección de los ingredientes de la torta. Si bien suelen ser tortas simples, de bizcochuelo esponjoso, sin relleno y decorado con crema sin mucho azúcar, es muy importante tener esto en cuenta.

Nunca se sabe cuáles pueden ser las reacciones de los bebés. Algunos quieren tocarla ni bien se les acerca la torta, otros se la quedan mirando con curiosidad, otros empiezan a probarla de a poquito hasta que en una de esas, le mandan una mordida, hasta inclusive están los bebés que nos les gusta para nada porque no se sienten cómodos al ensuciarse o el sabor de la crema les parece raro. A no preocuparse y frustrarse que no pasa nada, porque previamente se hicieron otras fotos como familiares e individuales de los bebés sin la torta para que, pase lo que pase, los papás puedan llevarse un buen surtido de fotos, inclusive aquellas en las que aparece la torta intacta.

Lo importante es que sea una linda experiencia para todos sobre todo para los cumpleañeros. Al fin y al cabo, vinieron a divertirse y a festejar un acontecimiento tan importante como el primer cumpleaños de un hijo. Es recomendable que el día de la sesión, los padres tengan un cambio de ropa a mano, porque muchas veces también terminan manchados de crema, y así de paso pueden participar en algunas fotos mucho más relajados y sin miedo a ensuciarse.

El primer añito de un bebé es todo un acontecimiento y muchos padres invierten meses en la organización del festejo. Las sesiones cake smash no son una excepción. En el caso de que quieran usar las fotos para souvenirs, lo ideal es planificar la sesión con tiempo, al menos con un mes de anticipación al cumpleaños.

“Que no se escapen tus recuerdos” Reservá tu lugar vía WhatsApp al 3434475442 o en mis redes sociales de Facebook e Instagram como Maia Gillij – Fotografía.

(*) Fotógrafa profesional

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *