Sofía Gala, la niña que creció en la pantalla

Sofía Gala, la niña que creció en la pantalla

Famosa por padres famosos, logró su lugar en el cine y el teatro. Fue premiada en el Festival de San Sebastián por su película Alanis. Como su madre, no le teme a las polémicas ni a las definiciones tajantes. Hija de padres famosos, creció en la pantalla de la televisión y reflejada en la prensa

Famosa por padres famosos, logró su lugar en el cine y el teatro. Fue premiada en el Festival de San Sebastián por su película Alanis. Como su madre, no le teme a las polémicas ni a las definiciones tajantes.

Hija de padres famosos, creció en la pantalla de la televisión y reflejada en la prensa gráfica. Su nombre no necesita apellido porque en la Argentina todos saben quién es cuando se la nombra como Sofía Gala (aunque hace unos años se le sumó el Castiglione).

Su multifacética carrera va del teatro al cine y el premio a Mejor Actriz en el prestigioso Festival de San Sebastián, a descollar en una serie de Netflix. Y también es madre, ferviente defensora de los derechos de las mujeres y con una gran habilidad para responder en las entrevistas (lo que no podría ser de otra manera en el caso de la hija de Moria Casán).

Por todo eso, merece ser la portada de este número de Mujeres Divinas.

Alanis 

La película Alanís fue rodada el año pasado dirigida por Anahí Berneri.

Se centra en mujeres que eligen la prostitución como forma de vida, y narra las tribulaciones de una chica del oficio que además es madre. Su protagonista, Sofía Gala, fue muy elogiada por su actuación.

Fue la obra más premiada del Festival de San Sebastián al recibir tres galardones: la Concha de Plata a mejor dirección, a la mejor actriz por Sofía Gala Castiglione, y el Premio Cooperación Española.

El filme cuenta tres días en la vida de Alanis, una trabajadora sexual y madre de un pequeño bebé, que es interpretado por Dante, el hijo de la actriz. Luego que la Policía irrumpe en el departamento en el que viven, ambos son desalojados y obligados a deambular por la ciudad.

En muchas escenas, el cuerpo de la protagonista es exhibido, pero no en relación a su trabajo sino en su función de madre, mientras amamanta a su pequeño.

“Lo que se muestra es que más allá de su trabajo esa mujer es una madre”, dijo Sofía Gala. Con referencia a algunas polémicas que se suscitaron por la película, sobre todo por el afiche en el que aparece dándole la teta al niño, ella sostuvo que “lo que molesta es que el cuerpo de la mujer no esté orientado a lo obvio de estar en función de un hombre, que no sea un objeto”.

“En varios cines no aceptaban el afiche y debimos poner otro porque decían que iba en contra de la familia. Es terrible, yo no lo entiendo. En la tele, en las revistas se ve una cantidad de cosas sexuales mucho más fuerte. Creo que molesta que el cuerpo femenino no se muestre para lo sexual. La mujer en un estado que no está puesta para el hombre, molesta”, consideró.

El proyecto había nacido como un cortometraje, pero luego fue tomando forma, creciendo y derivó en la película. La directora Berneri le mostró el libreto y Sofía se enamoró inmediatamente de ese personaje. No lo dudó. Aceptó también que su hijo Dante participara.

“En ningún momento sentí que lo estaba haciendo trabajar”, aclaró.

Al contrario, para ella lo más importante es preservarlo de la exposición mediática o de las redes sociales: “A la relación con el medio la marco yo”, proclama tajante.

Premios

Orgullosa del galardón que obtuvo en San Sebastián y de los que recibieron la película y la directora remarca que “haya un reconocimiento sirve para seguir adelante es como que te dicen que vas bien”.

“Todo comenzó como un corto. Anahí me llama, sabía que estaba amamantando a mi bebé, me ofreció el papel con Dante. A ella le parecía muy importante mostrar el cuerpo de la mujer en los dos estados: en el estado sexual y amamantando. Esa contraposición estaba buena”, dice.

Mozas y prostitutas

Como digna hija de la Casán, Sofía suele protagonizar polémicas mediáticas. Una de las más resonantes fue cuando en una entrevista dijo que prefería ser prostituta antes que moza. Y las repercusiones no se hicieron esperar. Tanto que desde el gremio gastronómico publicaron un documento en repudio a lo que consideraban una ofensa de parte de la actriz.

“En una entrevista se estaba hablando de prostitución. En la charla, me preguntan que, si yo elegiría ser prostituta en caso de que estuviese atravesando una gran necesidad, una situación extrema. Y yo respondí que sí, que si fuera necesario elegiría ese trabajo. Pero lo dije no para rebajar el trabajo de las mozas sino todo lo contrario, para dejar en claro que la prostitución debería ser un trabajo como cualquier otro. El tema es que las prostitutas no tienen los mismos derechos que cualquier otra trabajadora y por eso es tan marginal. Pero todos usan el cuerpo para trabajar, los obreros por ejemplo”.

También en Netflix

Edha es la primera ficción argentina producida por Netflix. Fue creada y dirigida por Daniel Burman (Dos hermanos, El rey del Once) y narra una historia de intrigas en la que se entrecruzan las dos caras del mundo de la moda: el glamour de las pasarelas y la marginalidad de los talleres clandestinos y el delito. Si bien la serie no tuvo buenas críticas (sobre todo en las redes sociales donde cosechó numerosos comentarios negativos) se destacó la actuación de Sofía Gala.

La trama de este thriller dramático ambientado en Buenos Aires tiene como protagonista a la diseñadora Edha Abadi, interpretada por Juana Viale, quien apuesta por ampliar su marca de ropa con la creación de una línea masculina inspirada en Teo (el actor y modelo español Andrés Velencoso), un inmigrante que se acerca a ella con planes ocultos. Teo es pareja en la ficción de Celia, personaje encarnado por Sofía Gala

“En verdad, no hay ningún intérprete que se salve demasiado ante un material tan mediocre torpe y subrayado. Algunos con experiencia (como Pablo Echarri o Sofía Gala Castiglione) sacan a flote sus personajes; pero Edha -entre muchos otros derroches- se da el gusto de desperdiciar a figuras como Julieta Cardinali, Julieta Zylberberg, Daniel Hendler, Carla Peterson, Martín Seefeld, Inés Estévez y muchas más.”, afirmó el crítico Diego Batlle.

Una carrera que comenzó de chica

Sofía Gala Castiglione (hija de Moria Casán y Mario Castiglione) nació en Buenos Aires en 1987.

Con 13 años hizo un desnudo junto a su madre para una famosa publicación gráfica que desató una polémica. Sin embargo, luego se produciría una polémica mayor, cuando con solamente 15 años anunció su romance con un médico de 40, cuya relación fue aprobada por Moria Casán.

En cuanto a su vida profesional, de niña participó en varios sketchs para algunos programas de su madre.

Su primera incursión en el mundo de la actuación se dio en el año 2004, cuando interpretó a una kiosquera, Sofía Estévez, en la telecomedia Los Roldán. Su segundo trabajo actoral serio fue el papel de hija adoptiva de un matrimonio gay en la obra de teatro Yo, chancho y glamoroso, de Fernando Peña, incluyendo un desnudo en escena.

En el año 2006 participó en la telenovela El tiempo no para, y también trabajó en un capítulo de Mujeres Asesinas, en 2008.

Sofía filmó, en 2007, su primera película, El resultado del amor, dirigida por Eliseo Subiela, donde interpretaba el papel de Mabel, y cuya actuación le valió el Premio Cóndor de Plata como “revelación femenina” y el premio a la “mejor actriz” en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. Al año siguiente, actuó en Piedras, ópera prima de Matías Marmorato, junto a Adela Gleijer y Lucas Lagré. Le siguen La ronda, Rodney, El Sol (como actriz de voz) y Tetro, esta última bajo las órdenes de Francis Ford Coppola.

En 2010 protagonizó el segundo episodio del unitario histórico Lo que el tiempo nos dejó, por la pantalla de Telefe y con dirección de Luis Ortega. En el año 2012 realizó una participación especial en el unitario El donante, por la pantalla de Telefe. Además, ese año fue parte de la película argentina, Todos tenemos un plan, protagonizada por Viggo Mortensen.

En televisión aparece en la serie televisiva Nafta Súper que emite TNT y es dirigida por Nicanor Loreti, quien previamente se había hecho cargo de la adaptación cinematográfica de esta historia de Leonardo Oyola.

En mayo de 2017 estrena Madraza, una película dirigida por Hernan Aguilar, donde una ama de casa de clase baja (interpretada por Loren Acuña) se convierte en sicaria para resolver sus problemas económicos. En septiembre de ese mismo año se estrena Alanis protagonizada por Sofía Gala bajo la dirección de Anahí Berneri.

En enero de este año se estrenó El club de los malditos, una película de acción y comedia negra dirigida por Nicanor Loreti. La trama de la película gira alrededor de una conspiración que está detrás de las muertes de los rockeros famosos a los 27 años. Paula (Sofía Gala) es una fan que logra grabar el momento en que ocurre una de las muertes y será clave en la investigación que lleva adelante Martin Lombardo (Diego Capusotto).

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *