Un poco de magia y fantasía para los espacios cotidianos

Un poco de magia y fantasía para los espacios cotidianos

Noelia es cosplayer y se anima a recrear distintos personajes que la apasionan a través de distintas performances que tienen lugar en espacios públicos. En esta nota te contamos en qué consiste su propuesta artística y las características de un movimiento que atrapa a miles de jóvenes en todo el mundo. Noelia Bustaver es técnica

Noelia es cosplayer y se anima a recrear distintos personajes que la apasionan a través de distintas performances que tienen lugar en espacios públicos. En esta nota te contamos en qué consiste su propuesta artística y las características de un movimiento que atrapa a miles de jóvenes en todo el mundo.

Noelia Bustaver es técnica superior en Artes Visuales, también profesora, y vive en la ciudad de Santa Fe. Siempre fue una aficionada del animé, animación japonesa, y comenzó a sumarse a los eventos que se realizaban en la ciudad cuando tenía entre 15 y 16 años. Fue en ese momento cuando confeccionó su primer traje, cosplay, y se fue convirtiendo en cosmaker a medida que aprendió a coser distintos trajes. La costura es algo que heredó de su madre, pero Noelia no sólo trabaja con telas, sino que también se las ingenia para elaborar armaduras de goma eva y distintos materiales que le permiten la confección en 3D.

Conocida en el ambiente como Aome Katze, cuenta que “utiliza el cosplay, mezclándolo con otras propuestas artísticas y desde allí surge mi obra, involucrando la pintura, las performances y los videos en propuestas interdisciplinares acompañadas de un desarrollo conceptual. Trabajo, en síntesis, con historias y personajes”. Para hacer cosplay uno puede basarse en personajes que existen en películas, videojuegos, series de todo tipo, cómics o libros y efectuar una recreación de los mismos. No siempre hacer cosplay incluye una performance: muchas veces consiste sólo en lucir la vestimenta. Sin embargo, ella prefiere materializar la propuesta interactuando con la gente y el público. “Para las performances soy de tomar los personajes y actuar sobre lo que pienso que harían o cómo actuarían. Cuando se trata de eventos se intenta hacer una presentación de entre unos cinco o diez minutos. Me gusta salir a hacer algunas cosas a la calle como por ejemplo el día de la primavera el año pasado, que me disfracé de un personaje de Disney llamado Giselle y actué como si estaba perdida y necesitaba volver a mi reino. Tenía una cesta con flores e iba regalándolas, como para entregar algo de buena onda en un día como ese. Esas son acciones que hago yo, pero no necesariamente todos los chicos que hacen cosplay las recrean. Por supuesto que siempre se actúa sin dar la explicación de que es algo de mentira, sino que la idea es generar un momento de ilusión y ver qué pasa con la gente. El objetivo es traer un poco de fantasía y magia a los espacios cotidianos”, señala.

Noelia ha participado de distintas instancias en el país y también de una que se realizó en Perú. Sobre cuál es la ciudad argentina en donde hay mayor cantidad de personas involucradas en esta propuesta artística, cuenta que Buenos Aires suele ser el lugar donde se encuentra más gente haciendo cosplay. “Al principio era poca la gente que hacía cosplay en Santa Fe, después fueron sumándose un poco más. Hace unos cuatro o cinco años podías encontrarte unas 20 personas cosplayadas en algún evento, pero actualmente no hay casi nadie. Creo que tiene que ver un poco con la situación económica porque te implica bastantes gastos. Yo me confecciono todo lo que necesito, pero el que se lo tiene que mandar a hacer gasta mucha plata”, reflexiona. Por estos días, prepara un evento junto a una amiga que tendrá lugar durante las primeras semanas de Julio, con entrada gratuita.

Consultada sobre qué le atrapó del cosplay, asegura que le divierte mucho poder ponerse en la piel de esos personajes que tanto le gustan y atraen. “Me gusta jugar, eso es lo más valioso para mí. Después, cada uno que hace cosplay puede tener sus intereses”, dice. Recorriendo imaginariamente su pasado, Noelia cuenta que durante toda la secundaria concurrió a una escuela de arte y que esta pasión por crear personajes existió en ella desde que tiene uso de razón. “Siempre me gustó jugar con historias, ir y venir de la realidad, entonces terminé mezclando mi carrera profesional con ese campo. Cuando hago muestras artísticas siempre sumo alguna performance con algún personaje porque las dos pasiones están presentes en todo lo que hago”, relata con entusiasmo.

Más sobre cosplay

Hay muchos cosplayer en Argentina a quienes se puede encontrar a través de las redes sociales para ir siguiendo las tendencias. También hay eventos al menos una vez por año en Santa Fe, Rosario y Paraná. En ellos hay stand que tienen que ver con el animé, como así también concursos de canto, baile y cosplay. 

A Noelia se la puede contactar a través de su página en Facebook, @AomeKatzeCosplay.

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *