Una fundación que promueve cultura ambiental

Una fundación que promueve cultura ambiental

Eco Urbano es una organización sin fines de lucro que trabaja la problemática socio ambiental, principalmente el tratamiento de residuos, a través de la educación, la comunicación y la promoción de la participación comunitaria. Nació en la década del 90 y su primera acción fue el diseño de contenedores con bocas para vidrio, papel y

Eco Urbano es una organización sin fines de lucro que trabaja la problemática socio ambiental, principalmente el tratamiento de residuos, a través de la educación, la comunicación y la promoción de la participación comunitaria.

Nació en la década del 90 y su primera acción fue el diseño de contenedores con bocas para vidrio, papel y metal. Horacio “El Indio” Enriquez, Director Ejecutivo de la fundación, dialogó con Mujeres Divinas y nos contó cómo funciona, cuáles son las principales actividades y cómo se financia para mantenerse en el tiempo y generar conciencia ambiental.

La misión institucional es promover y construir cultura ambiental. En este marco trabajan sobre tres ejes: la educación ambiental, la comunicación ambiental y el trabajo con la comunidad o intervención comunitaria. En este último eje se constituyen en diferentes espacios: Eco clubes, donde los jóvenes hacen sus actividades democráticamente y se preparan como líderes con conciencia ambiental; baqueanos del río, compuesto por hombres y mujeres de los barrios de la costa del Paraná que hacen turismo alternativo en el río y todo lo referente a la cultura del río Paraná; y la cooperativa “Un sueño cartonero”, integrada por un grupo de personas dedicadas al acopio y venta de materiales reciclables. En los tres casos Eco Urbano acompaña, colabora y sostiene los espacios junto a sus integrantes.

Además, dice Horacio, “según los contextos hemos trabajado con distintos gobiernos el tema de los residuos, ya que es una situación que también atraviesa todas las áreas.” Y agrega, “en educación tenemos un programa muy ambicioso que se llama “red de escuelas verdes” cuya consigna es “Cambiemos nosotros para que el clima no cambie” y trabajamos en más de 18 o 20 escuelas  públicas y privadas en Paraná donde hacemos actividades y  trabajamos con seis módulos de contenidos. Todo lo que tiene que ver con bienes naturales, el agua, la energía, los residuos, el arbolado urbano”.

Financiamiento

Reciben el apoyo de empresas, algunas que tienen todo una cultura de gestión ambiental y otras que se interesan no solamente por lo ambiental sino también por la social. A cambio de esto la fundación realiza capacitaciones o charlas con los públicos internos de las empresas, con los empleados, la gerencia. Por ejemplo, dice Horacio “hay empresas a las que les interesa el reciclado, entonces con ellas trabajamos especialmente el apoyo a la cooperativa de recicladores, a otras empresas les interese la educación ambiental, en ese caso  tenemos ahí el apoyo puntual”. Y continúa “desarrollamos iniciativas y buscamos socios o fuentes de financiamiento para poder concretar”.

Hay una tendencia muy fuerte en la economía, que es el concepto de economía circular. Una empresa que incorpora energías renovables, cuida el ambiente, resuelve su gestión ambiental, hace eco-eficiencia a través del recupero de agua o energía para reintroducirla en el sistema, tiene una imagen mucho mejor a la hora de poder comercializar o  exportar.

Sobre la separación de residuos en Paraná

El director de la fundación sostiene “la separación de residuos es muy débil, no veo la presencia del programa ni del Municipio a través de la comunicación, y por otro lado la contenerización que tiene el centro, sobre todo de los bulevares para dentro, ha permitido que la gente saque anónimamente a cualquier hora, cualquier cosa, cualquier día y eso no le ayuda al sistema de recolección”. Y agrega “sin embargo creo que la cooperativa de recuperadores sigue siendo hoy el símbolo de un sistema que debería ponerlos a ellos en valor y no lo hace. Debemos entender que los recicladores urbanos generan beneficios ambientales económicos, no solamente porque es una fuente de recursos sino porque alimentan el circuito productivo de empresas de reciclaje que muchas veces se pelean por conseguir los materiales, la materia prima para sus empresas”.

El gran desafío de Eco Urbano

Según “El Indio” nuestro desafió sería lograr que Paraná realmente transite hacia una ciudad más sana, saludable y comprometida. Una sociedad con un espíritu democrático a partir de la participación y sobre todo con gobiernos que dejen de reinventar la rueda cada vez que ganan el poder.

 

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *