Vegetales que podés cultivar en una maceta

Vegetales que podés cultivar en una maceta

Siempre es bueno comer productos frescos, y es mucho mejor si se cultivan en casa.

El secreto de las mejores recetas, como por ejemplo las ensaladas, es que los vegetales siempre sean frescos. Y no hay nada más fresco que tenerlos en tu casa y recogerlos a la hora de preparar el plato. Eso quiere decir que tener un huerto en tu hogar es posible y no necesitas un jardín, solo con macetas podés hacerlo.

Aunque no todos los vegetales crecen bien dentro de una maceta, existe una larga lista de los que se desarrollan sin problemas dentro del hogar. Si quieres saber qué vegetales puedes tener en una maceta aquí te compartimos una lista.

Tomates: aunque no lo parezca, los tomates son perfectos para cultivar en el hogar. Al sembrarlos podrás tener una gran cantidad de ellos en poco tiempo. Lo ideal son los tomates cherry. Solo debes asegurarte de que reciban mucha luz solar, alrededor de 5 ó 6 horas al día.

Lechuga: es ideal sembrar la lechuga en el hogar. Para que crezca sin problemas, solo necesita estar sola en la maceta. Es decir, que no debes plantarla junto con otros vegetales. Lo mejor es que podrás sembrar diferentes variedades y usarlas en una deliciosa ensalada de hojas verdes.

Pimientos: son ideales para que se cultiven en macetas. Basta con sembrar las semillas que retiramos al usar los pimientos morrones, dejarlas secar y colocarlas en la maceta con tierra, para incluirlas en el huerto casero. Si los colocas en un lugar donde reciban mucha luz del sol crecerán muchos y rápido. Además sirven de decoración y se verán hermosos cuando comiencen a crecer. Solo es necesario que la maceta tenga por lo menos 20 centímetros de profundidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(*)Fuente: Bioguia

También te puede interesar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados con *